Martes, 9 de Octubre de 2007

El 8 por 100 de votantes del PP podría apoyar a Rosa Díez

MARÍA JESÚS GÜEMES ·09/10/2007 - 21:55h

Desde que el pasado 29 de septiembre se presentó en sociedad Unión, Progreso y Democracia (UPD), el partido de Rosa Díez y Fernando Savater, todo el mundo ha tratado de determinar el futuro de esta formación política y a quién puede arañar más votos.
De acuerdo con una encuesta del Publiscopio, realizada en exclusiva para este diario, la mitad de los españoles ha oído ya hablar de este nuevo partido. Sobre todo en Madrid, donde un 66 % lo conoce. En Cataluña no ha calado de forma semejante, ya que el nivel de conocimiento se sitúa en el 41 %.

Esperar a que se consolide

Pocas semanas después de conocerse su creación, el 1,3 % de los electores declaró su intención de votar a este nuevo partido. Pero habrá que esperar un tiempo para comprobar si se consolida esta tendencia, ya que de momento influyen tendencias contrapuestas: la amplia cobertura mediática juega a favor de UPD, mientras que el desconocimiento que existe sobre su propuesta programática va en su contra.

UPD registra su mayor probabilidad de voto en Madrid, donde el porcentaje llega al 9 %. En cuanto al rechazo que genera, en España hay un 32 % de personas convencidas de que no  irán a las urnas a votar el partido de Rosa Díez. Mientras que un 3,8 % asegura que lo hará o que es bastante probable que lo haga. Lo que más sorprende descubrir en esta encuesta es que un 8 % de los votantes del PP dice que es bastante probable que le den su voto a UPD,  frente a un 2 % de los electores socialistas.

El PSOE no quiere hablar de este partido porque “no es un tema que nos ocupe ni nos preocupe”. Creen que es un “proyecto personal y hay que ver qué recorrido tiene”. Para los socialistas, “no hay un pensamiento político por detrás”. Desde Ferraz ven inquietos a los conservadores porque “desde que surgió UPD, no dejan de decir que este partido no tiene sentido porque, para lo que defienden, ya están ellos”. El PSOE asegura que no les afectará porque “ningún socialista se identifica con ellos”.

En el PP “no le tienen miedo, porque no nos robará ni un voto”. Reconocen que al principio sí generó cierta expectación en sus filas pero ahora “no representa nada nuevo”. Creen que ahora son los socialistas quienes deben preocuparse: “Porque se ha ido una dirigente de su partido y la seguirán todos los que están desencantados”.