Martes, 9 de Octubre de 2007

El PP usa el fallido proceso de paz

El portavoz en el Senado convierte el consenso en un ataque al diálogo del Gobierno con ETA

ANA PARDO DE VERA ·09/10/2007 - 21:54h

El pleno del Senado fue ayer por la tarde el escenario elegido por el PP para utilizar el último acto de violencia terrorista contra el Gobierno de Zapatero. El debate, en opinión de los socialistas, no iba a ser más que la celebración de la "unanimidad" obtenida con una moción de este grupo en la que se reclama la abolición de la pena de muerte de los ordenamientos jurídicos. Sin embargo, el PP fue más allá e introdujo en el debate la cuestión terrorista, con la noticia del atentado en Bilbao aún caliente.

El portavoz de los populares en la Cámara Alta, Agustín Conde, condenó primero la acción terrorista y lamentó que ETA utilizase su "particular pena de muerte" y, para sorpresa de los senadores del PSOE, aprovechó la "penosa coincidencia" del debate para acusar al grupo socialista de apoyar a un Gobierno que inició un "proceso" con los que "pasan por encima de la vida de los demás".

Conde, según manifestó más tarde, no estaba conforme con el "uso parlamentario" que los socialistas hicieron de la moción, al presentarla como suya, ya que "hace catorce años que este tipo de mociones se presentan de forma conjunta", explica el representante popular, e hizo extensivos sus reproches a la "negociación política" del Gobierno con ETA.

Desde su escaño en el Senado, Conde advirtió a los socialistas que, como el Gobierno inició esa negociación, aunque se avergüence de ello, el PSOE, va a "tener que seguir escuchándolo tantas veces como tengan ocasión".

El portavoz del grupo socialista en el Senado, Enrique Curiel, lamentó las palabras de Conde y tachó la intervención de "absolutamente intolerable". Lo "único" que ha hecho el Gobierno es "luchar por la paz en el País Vasco", concluyó Curiel en el Senado.

Horas más tarde, Curiel reconoció que los senadores de su grupo se quedaron "atónitos" con la intervención de Conde, "en un día tan triste". "Hay mucha tensión en las filas populares", valoró el portavoz socialista.

ETA, "más fuerte"

Antes de que tuviera lugar el debate en el Senado, Mariano Rajoy expresaba su condena por el atentado y deseaba "ánimo", "ganas" e "ilusión" para afrontar el futuro. La derrota de ETA "es posible" con todo "unidos". "Que no se desmoralicen, que esta batalla la vamos a dar todos y la vamos a ganar".

Por su parte, la esposa del ex presidente Aznar, Ana Botella, consideró que la política antiterrorista del Gobierno nos ha llevado a una situación en la que ETA es hoy "mucho más fuerte que hace tres años".

Noticias Relacionadas