Archivo de Público
Martes, 26 de Febrero de 2008

Zapatero promete un educador infantil en las empresas si más de seis empleados lo piden

Para niños de 0 a 3 años, con el apoyo y la financiación del Ejecutivo

EFE ·26/02/2008 - 14:21h

EFE - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante su intervención en un acto electoral organizado por el PSOE en la sede de UGT en Madrid.

El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha comprometido a que si gana las elecciones del 9 de marzo garantizará que las empresas con más de seis empleados que así lo soliciten podrán contar con un educador para niños de 0 a 3 años con el apoyo y la financiación del Ejecutivo.

Zapatero celebró esta mañana un acto sectorial en la sede de UGT en Madrid, donde sólo ha hecho una breve mención al cara a cara que mantuvo anoche con Mariano Rajoy para asegurar que igual que en sus ocho años de Gobierno el PP abandonó las políticas sociales y en la oposición las ha obstaculizado, "en hora y media de debate" el líder popular mostró su "desprecio" hacia ellas.

El presidente prometió, además, que su primera llamada si gana las elecciones será a sindicatos y empresarios para firmar un nuevo compromiso de diálogo social, y aseguró que el PSOE no aprobará ninguna ley laboral o social que no cuente con el consenso de ellos o que suponga un retroceso o recorte de los derechos de los trabajadores.

En este sentido comparó su gestión a la del Gobierno de Aznar, que cuando en 2002 "el viento empezó a soplar un poco de cara, lo que decidieron fue una medida brutal, un decretazo que abrió la puerta al despido libre y al recorte de derechos y que costó una huelga general".

"Los trabajadores no tienen nada que agradecer al PP en este país", ya que cuando los populares no se ocupan de ellos "malo, pero cuando se ocupan peor", añadió.

Concertación social 

Zapatero aseguró que su "aspiración" es que ese "gran proyecto de concertación social" sea el que "tenga más contenido de toda la democracia", y que se recurra al diálogo con sindicatos y empresarios para aprobar leyes en materia industrial o la lucha contra el cambio climático.

"Así es como se gobierna un país, con objetivos, diálogo, convocando a la gente y contando con la gente; los tiempos del 'ordeno y mando, de no contar con nadie, de la política antisocial, autoritaria y antigua quedaron para siempre fuera de este país", subrayó.

El líder de los socialistas sostuvo que una de sus prioridades será garantizar la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, y para ello pidió a los sindicatos un "esfuerzo singular" para lograr que en todas las empresas dicha igualdad sea recogida en la negociación colectiva, de manera que ninguna mujer sea discriminada salarialmente por el mismo trabajo que un hombre.

También recordó que la conciliación familiar no es sólo cosa de mujeres y son los hombres los que dar "más ejemplo".

Zapatero se comprometió a seguir impulsando medidas sociales porque "tenemos financiación y sabemos dónde vamos a aplicar el superávit", en ayuda de las familias, los trabajadores y la gente con menos recursos que necesiten el amparo de los poderes públicos.

Entre los más necesitados citó a los inmigrantes, y aseguró ser un presidente con principios que desprecia "el oportunismo y la demagogia" sobre este tema, "sobre todo cuando están en juego seres humanos".