Martes, 9 de Octubre de 2007

El Gobierno asegura que la Mezquita de Córdoba seguirá siendo para culto católico

EFE ·09/10/2007 - 22:48h

EFE - El ministro de Asuntos Exteriores y presidente de turno de la OSCE, Miguel Ángel Moratinos, durante su participación en la "Conferencia sobre Intolerancia y Discriminación hacia los Musulmanes" que se celebra en Córdoba. EFE

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, aseguró hoy que la Mezquita-Catedral de Córdoba seguirá siendo un templo para culto católico y no para los musulmanes.

Moratinos, en declaraciones a los periodistas en Córdoba, donde se celebra la Conferencia de la OSCE sobre discriminación a los musulmanes, se refirió así a las palabras del secretario general de la Liga Árabe, Amr Moussa, a favor de que los practicantes del islam puedan rezar en la Mezquita de la capital cordobesa.

El ministro precisó que sólo una "minoría" de la comunidad islámica plantea esta reivindicación y que no hay previsión de modificar el uso del templo.

"La mezquita es pertenencia de la Iglesia católica y corresponde a la Iglesia católica decidir cuál es su uso. Lo respetamos plenamente. Así se lo he dicho al obispo (de Córdoba, Juan José Asenjo) y a todas las autoridades religiosas", explicó.

Moratinos prosiguió: "La mezquita es la mezquita y también es catedral y es Iglesia católica. Por tanto, los cordobeses saben que en estos momentos tienen un uso muy claro y específico que es el uso católico. En ese sentido, lo que haga la Iglesia católica estará bien hecho".

"No hay debate. No hay elemento de preocupación. No hagamos un debate donde no lo hay", zanjó el ministro, que asiste a la Conferencia de la OSCE sobre intolerancia y discriminación contra los musulmanes.

Para Moratinos, las palabras de Moussa, asistente a la conferencia de Córdoba, hay que enmarcarlas en el espíritu de "concordia, tolerancia y entendimiento" del foro y en el ánimo de "trabajar juntos entre distintas culturas y religiones".

El ministro español aprovechó la reunión de la OSCE para mantener diversos contactos bilaterales.