Miércoles, 10 de Octubre de 2007

Detenido un conductor suicida en Girona

David Miró ·10/10/2007 - 06:05h

Los Mossos d'Esquadra no daban crédito a lo que aquél conductor que habían parado en la AP-7, cerca de la frontera francesa escondía en su vehículo: dos bombonas de butano con unos cartuchos de material pirotécnico pegados con cinta adhesiva y una katana.


El singular episodio ocurrió la madrugada del domingo. Por precaución, los agentes cortaron la autopista en los dos sentidos y avisaron a los equipos de desactivación de explosivos, que certificaron que los artefactos no estaban preparados para explotar. En el interior del coche se encontró una carta del conductor donde explicaba que un desengaño sentimental le llevaba a querer suicidarse.


Prórroga del arresto


La juez de Figueres decidirá hoy si se inhibe del caso y lo remite a la Audiencia Nacional, competente en temas de tenencia de explosivos. El detenido, Moulay Abel L., de 30 años, pasó ayer a disposición judicial, donde se le comunicó la prórroga de su situación hasta que se decida quién se hace cargo del caso. La policía investiga ahora qué pretendía exactamente y su grado de peligrosidad.