Martes, 9 de Octubre de 2007

AVE: a dos meses y 300 metros de Sants

GLÒRIA AYUSO ·09/10/2007 - 19:23h

A dos meses y dos semanas de la fecha fijada para la llegada del AVE a Barcelona faltan por construir 300 metros de túnel, los correspondientes a la salida de la estación de Sants hacia L'Hospitalet de Llobregat. También faltan por colocar vías y catenaria en los últimos ocho kilómetros de trazado, desde El Prat hasta L'Hospitalet. El administrador de Infraestructuras (Adif), la empresa pública que gestiona las obras, asegura que se trabaja a buen ritmo para lograr el objetivo. Por el contrario, sindicatos e ingenieros ponen en duda "que se llegue con las prestaciones adecuadas del servicio", a la vez que critican que tantas prisas han conllevado el caos en el servicio de Cercanías.
Siete equipos están trabajando simultáneamente en varios segmentos del túnel entre Barcelona y L'Hospitalet, que Adif asegura que estará acabado a principios de noviembre. En los otros ocho kilómetros hasta El Prat, cientos de obreros están ultimando la plataforma de soporte, sobre la cual colocan las vías, la catenaria, las canalizaciones, el cableado y los sistemas de comunicaciones y seguridad.
"Es necesario inaugurar con con un periodo previo de pruebas de como mínimo diez días. De lo contrario pueden surgir problemas", explicó a Público el ingeniero y perito Jesús Torres, ex director del servicio de metro de Barcelona. "Dudo que se llegue con las presaciones adecuadas del servicio", consideró por el poco margen hasta la fecha fijada.
Fuentes de Adif explicaron que la estructura pendiente de colocar es "muy fácil de instalar". En cuanto a las pruebas de circulación, señalaron que el AVE circulará a menor velocidad en el último tramo hasta Barcelona, motivo por el cual "no son necesarias tantas pruebas". Desde el mes de mayo una locomotora comprueba el trazado de Tarragona hasta El Prat. Sin embargo, "desde este punto hasta Barcelona no se requieren demasiadas comprobaciones, no existen tantos requerimeintos técnicos", reiteraron las mismas fuentes.


Demasiadas prisas
"Se trabaja mañana, tarde y noche desde hace más de un año", dijo el delegado de Renfe de UGT, Francisco Cárdenas, que es también maquinista. Cárdenas coincidió con que "quedará poco tiempo para comprobar el AVE".
Los sindicatos lamentan que las prisas "por cumplir un compromiso político" hayan desembocado en la prestación de un mal servicio en Cercanías. Torres y Cárdenas coinciden en que, para evitar tantas averías y retrasos, las obras se tendrían que haber realizado disminuyendo la circulación de trenes por el tramo afectado y asegurando rutas alternativas satisfactorias. Hacer llegar el AVE hasta el cuello de botella que son los alrededores de Sants, con mucho tráfico y pocas vías, no se podía saldar de otra manera que con un gran número de incidencias. "Si las obras se hubieran hecho más despacio se habrían producido menos incidencias en Cercanías", señaló el secretario general de Transportes de CC OO de Catalunya, Josep Lluís Moure, que afirmó que "el coste social está siendo brutal". Moure recuerdó que a las prisas se suma el mal estado de Cercanías por la histórica falta de mantenimiento.

 

Cuarta avería en Cercanías en los últimos seis días

La de ayer fue la cuarta avería en la red de Cercanías de Renfe en los últimos seis días. Una incidencia en las obras del AVE que la constructora OHL lleva a cabo en L’Hospitalet provocó a las 13.30 horas el corte del tráfico ferroviario en la línea C-10 entre Barcelona y el aeropuerto de El Prat durante más de dos horas, así como retrasos en la línea C-2. El día antes, falló el sistema de señalización entre L’Hospitalet y Sants, lo que provocó retrasos de 30 minutos en tres líneas. El domingo otra incidencia en las obras del AVE provocó retrasos en la C-2 y C-10. El jueves, también por un problema en las obras, se interrumpió la circulación.