Martes, 9 de Octubre de 2007

Francisco Ayala se siente "un usurpador" de su propio nombre

EFE ·09/10/2007 - 19:56h

EFE - El ministro de Cultura, César Antonio Molina (d), durante la presentación hoy en Madrid junto a Francisco Ayala del facsímil de la revista Realidad, una publicación que fundó el escritor durante su estancia en Argentina tras la Guerra Civil. EFE

El escritor Francisco Ayala aseguró hoy sentirse como "un usurpador" de su propio nombre, "después de haber escrito tanto sobre usurpadores", al presentar "Realidad", la gran "revista de ideas" que él fundó en Buenos Aires en 1947 con firmas como Borges, Cortázar o Bertrand Russel.

"Soy un facsímil de mí mismo", afirmó Ayala en la sede del Ministerio de Cultura, rodeado de su amigo el ministro César Antonio Molina y del comisario de su centenario, el poeta Luis García Montero, prologuista de la edición facsímil de la publicación que ha editado la SECC y que llega de la mano de la editorial Renacimiento en seis volúmenes.

"Acudo porque la bondad, amistad y cariño de ustedes me han traído, pero siento que ya no me corresponde estar aquí, porque Francisco Ayala es un recuerdo, es una firma, un vestigio", se disculpó el escritor que pidió a los presentes tolerar su presencia y sus "palabras balbucientes", pese a su buen aspecto, sólo algo serio, pero sin abandonarle su ironía y su clarividencia.

Y expresó que si en su vida se ha atrevido a muchas cosas, ahora se sentía "intimidado". En la rueda de prensa respondió a las preguntas con una claridad de ideas que "ójala pudiéramos tener nosotros, no digo a su edad, sino en muchos de nuestros días", le replicó afectuoso César Antonio Molina.

Cuando Francisco Ayala fundó Realidad en Buenos Aires, su intención fue, según recordó, "hacer una revista que no fuera localista en ningún sentido, que fuera argentina, pero también universal, y en aquel momento la minoría intelectual del país era de lo más brillante que había en el mundo de las ideas".

"Eso fue lo que logramos en gran medida, que no fuera un secreto de familia, que fuera una voz extendida y escuchada en la que todos hablaran", explicó. Ahora el lector español puede acceder a aquellas páginas gracias a esta edición que llega a las librerías en seis tomos con los 18 números que se editaron.

Realidad fue una de las más importantes revistas del exilio y decisiva en la reconstrucción de lazos con la España del interior y en ella colaboraron también -además de Ayala y los citados Borges, Russel y un jovencísimo Cortázar-, Juan Ramón Jiménez, Norberto Bobbio, Américo Castro, Jean Paul Sartre, Ernesto Sábato, Julio Cortázar, Alfonso Reyes y Ricardo Gullón, entre muchos otros.

Ayala explicó que la revista dejó de publicarse en 1949 por decisión suya, "para gran disgusto de quienes la soportaban económicamente", que se negaban a que desapareciera. "Pero no quise que pasara a otras manos y la cerré", dijo. La situación en Argentina había cambiado con el peronismo, el nacionalismo burgués y sano se convirtió en una demagogia, y ese cambio social no me gustó; por eso, aunque materialmente me favoreciera, me marché".

Y en la actualidad, pasado el trajín de los actos de su centenario, Ayala sigue atento a lo que ocurre fuera, con el apoyo de su mujer, Carolyne Richmond. "Sin ella ya no viviría ni física, ni mucho menos intelectualmente", aseguró el escritor. Carolyne fue quien tuvo la idea de sacar en facsímil esta edición.