Martes, 9 de Octubre de 2007

El precio de la vivienda ralentiza su crecimiento con un aumento del 5,45% en el primer semestre

EFE ·09/10/2007 - 18:08h

EFE - El precio de la vivienda por metro cuadrado aumentó el 5,45 por ciento en el primer semestre de 2007. EFE

El precio de la vivienda por metro cuadrado aumentó el 5,45 por ciento en el primer semestre de 2007 respecto al mismo periodo del año anterior, hasta los 3.272 euros, lo que supone una ralentización respecto al crecimiento del 16,84 por ciento que experimentó un año antes.

La empresa de intermediación inmobiliaria Tecnocasa y la Universidad Pompeu Fabra presentaron hoy un estudio en Madrid que detalla que las viviendas más caras de media en el primer semestre son las ubicadas en Barcelona (4.481 euros), Madrid (4.143 euros), L'Hospitalet de Llobregat (3.710 euros) y Bilbao (3.693 euros).

El presidente del grupo Tecnocasa en España, Angelo Ciacci, explicó que ahora los compradores planifican la compra de su vivienda "de una manera más realista", y que es más fácil que se produzca un ajuste de los precios en la situación actual de los préstamos.

El estudio detalla que el importe medio de la hipoteca concedida en los seis primeros meses del año creció el 7,82 por ciento, lo que supone una desaceleración respecto al incremento del 10,28 por ciento del mismo periodo de un año antes.

La proporción media del préstamo concedido con respecto al valor del inmueble se sitúa en el primer semestre de este año en el 85,27 por ciento, porcentaje superior al de los seis primeros meses de 2006, que fue del 82,93 por ciento.

El informe, que toma como muestra 3.700 viviendas vendidas durante los seis primeros meses del año en las 890 oficinas que Tecnocasa tiene en distintas regiones españolas, especifica que el precio de las viviendas más baratas ha crecido más (8,47 por ciento) que el de las más caras (4,84 por ciento).

Asimismo, los precios han tenido mayor aumento en las viviendas grandes (8,29 por ciento) que en las de menor superficie (3,95 por ciento).

El perfil del comprador medio es un joven (25 a 35 años), español, soltero, con contrato indefinido y renta inferior a 1.500 euros, que pide una hipoteca por importe de 185.642 euros, cifra que representa entre el 75 y el cien por cien del valor del inmueble y cuenta con un plazo de amortización de 40 años.

La mayor parte de los compradores son españoles (63,37 por ciento), seguidos de ecuatorianos (9,82 por ciento), marroquíes (4,41 por ciento) y rumanos (3,2 por ciento).

No obstante, la proporción de solicitantes de hipoteca -y por tanto indirectamente de compradores de pisos- de nacionalidad española ha disminuido en 3,67 puntos porcentuales en el último año.

Asimismo, el importe medio es superior para los compradores procedentes del continente asiático (215.625 euros), y del americano (210.563 euros), que para los compradores africanos (167.892 euros) y europeos (179.641 euros).

Es decir, los europeos se hipotecan por una cantidad menor respecto al valor del inmueble (83,81 por ciento), así como por un plazo ligeramente inferior (36 años).

En el primer semestre del año las viviendas tardaron en venderse 112 días de media, lo que supone 18 días más que en el mismo periodo del año anterior.

El número de días transcurridos hasta la venta de un inmueble es sustancialmente mayor para el grupo de las viviendas más caras (226 días) que para las más baratas (26 días).

Asimismo, los pisos que tardan más en venderse ven cómo su precio de venta disminuye en relación al de salida al mercado, como medio para agilizar la transacción, mientras que la superficie media de la vivienda aumenta en función del incremento del número de días transcurridos hasta su venta.