Martes, 9 de Octubre de 2007

Trichet dice que hacen falta más datos para evaluar el impacto de las turbulencias

EFE ·09/10/2007 - 15:33h

EFE - Imagen de archivo del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet. EFE

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, apuntó hoy que aún hacen falta más datos para evaluar el impacto de las turbulencias financieras en la economía y, por tanto, en la política monetaria en la zona euro.

"Es necesaria una precaución particular al evaluar el impacto potencial de los recientes acontecimientos en los mercados financieros sobre la economía real", dijo Trichet, que añadió que los gobernadores del BCE necesitan "nueva información y analizar cuidadosamente los datos" al respecto para extraer conclusiones.

El BCE dejó el pasado 4 de octubre los tipos de interés de la zona euro en el 4 por ciento y prosiguió así en la línea de estabilidad de la política monetaria que ha mantenido desde las turbulencias originadas en el mercado hipotecario estadounidense.

Ante la comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo, Trichet apuntó hoy que, pese al "ajuste" financiero, "parece que el crecimiento económico real y sostenido registrado en la zona euro en la primera mitad de 2007 ha continuado durante el verano".

Añadió que el coste de la energía tendrá un "impacto importante" sobre los precios, de manera que la tasa de inflación de la zona euro superará "significativamente" la cifra objetivo del 2% "en un futuro próximo, incluidos los primeros meses de 2008".

El BCE, reiteró, actuará de manera que tales "riesgos para la estabilidad de los precios a medio plazo no se materialicen".

Pero insistió en que el BCE estudiará nuevos datos antes de tomar decisiones en relación a los tipos de interés, al tiempo que seguirá "con mucha atención" la evolución de los mercados.

Trichet, que calificó las turbulencias financieros de "ajuste de mercado" y desechó el término de "crisis" empleado por algunos eurodiputados, hizo hincapié que el impacto de esta situación en la economía real aún es incierto.

"Estoy de acuerdo con quienes advierten contra la complacencia", dijo.

Preguntado por la situación en los mercados de divisas, aludió específicamente al yuan, cuyo tipo de cambio, según dijo, debería ajustarse al alza para reflejar los "fundamentos económicos" de la economía china.