Martes, 9 de Octubre de 2007

Sarkozy llama a asumir con tranquilidad que Rusia vuelve a ser una gran potencia

EFE ·09/10/2007 - 14:06h

EFE - El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy. EFE

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, quien esta tarde llega a Moscú para una visita de trabajo de dos días, llamó hoy a asumir con tranquilidad que Rusia vuelva a ser una gran potencia.

"El estatus que Rusia ha vuelto a recuperar debe ser visto con tranquilidad, pues a cambio le permitirá asumir la responsabilidad que acompaña su legítima aspiración de ser una gran potencia", dijo Sarkozy en una entrevista exclusiva publicada hoy por el diario gubernamental "Rossíiskaya Gazeta".

El presidente francés añadió que en ese contexto también espera de Rusia "una aportación importante y positiva al arreglo de los desafíos que plantea la actualidad".

Sarkozy indicó que desde que conoció al presidente ruso en la cumbre del Grupo de los Ocho (G-8), sabe que Putin es un hombre "pragmático, amante de su país, libre de la coquetería y el dogmatismo".

Esas cualidades "deberán ayudarnos a hallar un lenguaje común en las cuestiones internacionales más importantes", dijo el presidente francés, y destacó entre ellas Irán y Kosovo.

"Un Irán con armas nucleares no puede ser admisible para Francia", dijo, y calificó la crisis iraní como "sin duda la más grave de todas las conocidas".

Según Sarkozý, "es imprescindible hacer todo lo posible para no limitarnos a la catastrófica alternativa de la bomba iraní o el bombardeo de Irán".

"Entre la resignación y la guerra, palabras que no son de mi vocabulario, está la posición responsable: endurecer las sanciones a fin de entrar en razón a Irán", dijo.

Preguntado por el "posible conflicto de civilizaciones" , el presidente galo indicó que "no se logrará evitarlo obligando a todos los pueblos a pensar y creer lo mismo".

Rusia y Francia, explicó, "disponen de una enorme riqueza humana y cultural y son conscientes de que el mundo no es ni puede ser uniforme. Precisamente por eso son capaces de abogar y actuar a favor del diálogo entre los pueblos, culturas y civilizaciones, a favor de la tolerancia".

"Pero nos harán más caso cuanto mayor sea el ejemplo que seamos capaces de mostrar en nuestra casa. Esto respecta tanto a Rusia como a Francia", subrayó.

El presidente francés indicó que "Rusia declara su propósito de que el mundo sea multipolar, con más espacio para los países emergentes.

"Francia comparte ese enfoque y aspira a que Europa se convierta en uno de esos polos, en protagonista que pretenda y sea capaz de hacer una aportación decisiva a la seguridad y la estabilidad internacionales", destacó.

Sarkozy, cuyo país presidirá la Unión Europea (UE) en el segundo semestre de 2008, insistió en la necesidad de que "los europeos asuman la responsabilidad por la seguridad y la defensa", que "los (norte) americanos entiendan que ese es el sentido de la historia" y que "Rusia comprenda que esos cambios en medida alguna apuntan contra ella".

"El mundo puede ganar mucho de una cooperación más desarrollada y sistemática entre Europa y Rusia, en particular en materia de defensa y seguridad", recalcó.

A lo largo de los últimos quince años Rusia y la UE "acercan posiciones", señaló, y abogó por avanzar hacia la supresión de visados entre las partes.

Pero "tampoco afirmaría que no existen problemas", constató.

"Cuando Rusia sin aviso previo cesa el suministro de energía a Europa, se merma la confianza", dijo en calidad de ejemplo.