Lunes, 14 de Abril de 2014

El juez ordena dar a los pobres trajes de la trama Gürtel

Dicta una providencia para destinar a la caridad los trajes que la trama regaló al ex responsable valenciano de turismo Rafael Betoret. Ordena que se depositen en contenedores de recogida de ropa. Están valorados en 14.000 euros

EUROPA PRESS ·14/04/2014 - 17:44h

El magistrado del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) Juan Climent ha acordado destinar a la caridad los trajes que la trama Gürtel regaló al ex jefe de Protocolo de la Diputación de Turismo y ex jefe de Gabinete de la Conselleria de Turismo Rafael Betoret.

Así consta en una providencia, con fecha 14 de abril, dictada por el magistrado-presidente del tribunal del jurado que juzgó al expresidente de la Generalitat Francisco Camps y al ex secretario general del PPCV Ricardo Costa en la conocida como 'causa de los trajes' dentro del 'caso Gürtel'.

En este procedimiento había inicialmente cuatro acusados: Camps, Costa, Betoret y el exvicepresidente de la Generalitat Víctor Campos. Antes de iniciarse el juicio, los dos últimos -Betoret y Campos- se conformaron con los hechos por los que estaban acusados y fueron condenados a pagar una multa de 9.600 euros por un delito de cohecho pasivo impropio. Por su parte, Camps y Costa fueron juzgados ante un jurado popular, que les declaró no culpables, por lo que fueron absueltos.

Junto a la multa fijada para Campos y Betoret, el tribunal también ordenó respecto al primero que pagara los 5.529 euros correspondientes al equivalente del decomiso de los trajes; y sobre Betoret, acordó que entregara las prendas que recibió de la trama Gürtel.

En noviembre de 2011, Rafael Betoret entregó los trajes que le había regalado la trama, y el magistrado-presidente del jurado requirió a las partes que se pronunciaran sobre el destino que se le debía dar a estas prendas de vestir. En concreto, se trata de prendas de vestir como trajes, americanas, un pantalón y abrigos, valorados en 13.499 euros.

Ahora, el magistrado ha dictado una nueva providencia en la que acuerda entregar estas prendas a una entidad sin ánimo de lucro al estimar que por la naturaleza de los bienes, prendas de vestir usadas, su realización por medio de persona o entidad especializada, o mediante subasta pública "resultaría antieconómica".

Además, el juez ordena que, con la finalidad de imposibilitar su posible identificación, se depositen los trajes en contenedores de recogida de ropa y calzados usados una vez retirados los signos distintivos o etiquetas que lleven. Los contenedores son los instalados por el Ayuntamiento de Valencia en distintos puntos de la ciudad con fines sociales.

Noticias Relacionadas