Martes, 9 de Octubre de 2007

La Estación Biológica de Doñana estrena la sede ecológica "más avanzada" de España

EFE ·09/10/2007 - 12:05h

EFE - Imagen de archivo de las lagunas de Santa Olalla, ubicadas en el corazón de Doñana. EFE

La nueva sede de la Estación Biológica de Doñana (EBD) de Sevilla incorpora elementos bioclimáticos pioneros y estructuras para que nidifiquen aves y murciélagos que la convierten en el edificio "más avanzado de España" en criterios ecológicos, según su director, Fernando Hiraldo.

Hiraldo ha explicado a Efe que el próximo enero está previsto el traslado de la EBD, organismo catalogado como Infraestructura Científica y Tecnológica Singular del CSIC, a su nueva sede en el parque científico Cartuja 93, que reutiliza el antiguo recinto de la Expo 92 de Sevilla.

La actual sede de la EBD ocupa desde hace décadas el antiguo pabellón del Perú en la Exposición Iberoamericana de 1929 de Sevilla, por lo que este instituto de investigación seguirá vinculado a los eventos internacionales de la capital andaluza.

El nuevo edificio, de casi 14.000 metros cuadrados, de los que unos 7.500 serán para la EBD, otros 3.800 para el Instituto de Microelectrónica y casi 2.500 para aparcamientos, ha sido diseñado por el equipo de arquitectos de Guillermo Sánchez Gil y su coste supera los 17 millones de euros.

Contará con elementos bioclimáticos pioneros como más de 1.500 metros cuadrados de lamas metálicas en su exterior y cubierta, que se abrirán o cerrarán en función de la insolación para ahorrar energía, y otros 50 metros cuadrados de paneles fotovoltáicos que cubrirán las necesidades de agua caliente.

En la cubierta se instalarán 1.200 metros cuadrados de terrazas ajardinadas, que actuarán de barrera térmica y donde se cultivarán plantas autóctonas con riego bajo tierra, para evitar pérdidas por evaporación.

"Este edificio puede considerarse el más moderno de España en cuanto a criterios bioclimáticos y de sostenibilidad ambiental", ha explicado a Efe la arquitecta Susana Penas.

Otra novedad ecológica del inmueble es la instalación en su cubierta de una estructura metálica horadada para albergar nidos de aves como el cernícalo primilla, en peligro de extinción y que mantiene colonias emblemáticas en la Giralda y la catedral sevillanas.

Estas estructuras, en cuyo diseño ha participado el investigador de la EBD Juan José Negro, se denominan "primillares" y acogerán también nidos de murciélagos y colonias de vencejos.

Otro elemento singular es el amplio espacio destinado a la colección de animales de la EBD, una de las más importantes de España por su variedad -unos 90.000 ejemplares, alguno de ellos de especies extintas- y por su calidad de conservación.

Esta colección contará con modernos sistemas de temperatura y humedad para la conservación de los animales disecados o guardados en formol, aspecto éste último que obliga a contar con importantes dispositivos de seguridad.