Martes, 9 de Octubre de 2007

Marion Jones devuelve las cinco medallas que ganó en las Olimpiadas de Sydney

La ex atleta confesó el pasado viernes haber consumido el esteroide sintético THG entre septiembre de 2000 y julio de 2001, producido por los laboratorios BALCO.

EFE ·09/10/2007 - 07:26h

EFE - La ex atleta estadounidense Marion Jones entregó las cinco medallas que ganó en los Olímpicos de Sydney 2000, después admitir que se había dopado. EFE

La ex atleta estadounidense Marion Jones ya ha entregado las cinco medallas que ganó en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, después que el pasado viernes admitiese que se había dopado con sustancias prohibidas para obtener mejores resultados.

De acuerdo al abogado de Jones, Henry DePippo, la ex campeona olímpica de 31 años ya había entregado las medallas, pero no quiso especificar ni cuando ni a quien se las había dado y donde se encuentran ahora. También la ex atleta, que el pasado viernes anunció su retirada, ha aceptado la sanción de dos años de inhabilitación, de acuerdo a lo que informó la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA),

El proceso normal que Jones ha podido seguir es la de entregar las medallas al Comité Olímpico de Estados Unidos (USOC, las siglas en inglés), para que luego las enviasen al Comité Olímpico Internaconal (COI). La admisión de Jones y su relación con el escándalo de dopaje de los Laboratorios BALCO, de San Francisco, ha generado una gran incertidumbre sobre lo que puede pasar a la hora de revisar los resultados de los últimos ocho años de competiciones internacionales.

Tres oros y un bronce 

En el caso de Jones, las medallas que ha tenido que de volver son las tres de oro que consiguió en los 100, 200 y 4x400 metros relevos; mientras que las de bronce fueron las de relevos 4x100 metros y salto de longitud.

Por su parte, el presidente del Comité Olímpico de Estados Unidos, Peter Ueberroth, fue el encargado de llamar inmediatamente a Jones para que ella misma hiciese la entrega de las medallas. Ueberroth, que califico de un gran "deshonor" la herencia con la que se iba a quedar Jones por sus acciones, también ha pedido perdón ya en cartas enviadas a todos los comités olímpicos nacionales y en especial al de Australia.

El máximo dirigente del USOC también dijo que era partidario que las atletas que participaron con Jones en las pruebas de relevos devolviesen sus respectivas medallas. Jones consumió el esteroide sintético THG, conocido como el limpiador, entre septiembre de 2000 y julio de 2001, y producido en los laboratorios de la Bay Area Laboratory Cooperative (BALCO) de San Francisco.

Jones también admitió que a partir de noviembre del 2003, se dio cuenta que lo que había estado tomando eran productos dopants. La ex atleta estadounidense se enfrenta ahora también a una condena que puede ir entre seis años y tres meses de cárcel por haber mentido a un investigador federal y estar relacionada con un fraude de cheques.

Noticias Relacionadas