Martes, 9 de Octubre de 2007

El tenor peruano Juan Diego Flórez aclamado en un recital lírico en la sala Pleyel de París

EFE ·09/10/2007 - 01:44h

EFE - El tenor peruano Juan Diego Flórez fue aclamado hoy en un recital de ópera en la sala Pleyel de París, en la que el público ovacionó largamente al cantante limeño. EFE

El tenor peruano Juan Diego Flórez fue aclamado hoy en un recital de ópera en la sala Pleyel de París, en la que el público ovacionó largamente al cantante limeño de 34 años, considerado por la crítica francesa como el heredero del recientemente fallecido Luciano Pavarotti.

Juan Diego Flórez cautivó a los aficionados con un legato perfecto, una dicción cristalina y unos agudos que destila con facilidad pasmosa.

Acompañado por su pianista habitual Vincenzo Scalera, Flórez comenzó su recital con Mozart y el aria "Misero! O sogno, o son desto?" y después pasó a Vincenzo Bellini con "La ricordanza" y "All'udir del padre aflitto", esta última de la ópera poco representada Blanca y Fernando.

El tenor limeño continuó su homenaje al "bel canto" con una página de Guillermo Tell: "Oh muto asil del pianto" y otra de Isabel de Inglaterra, "Deh troncate", donde demostró que merece el título de mejor tenor rossiniano concedido por unanimidad por la crítica internacional.

Estas arias, consideradas las más difíciles del repertorio, acaban de aparecer en el último disco de Flórez, dedicado al tenor Rubini, considerado en el siglo XIX un verdadero ídolo por los aficionados de entonces.

La parte del recital dedicada a Rossini se completó con la canción "L'orgia", mientras que el pianista Vincenzo Scalera se lució e interpretó en solitario el "Prélude de Musique Anodine".

La segunda parte del recital, organizado por Celeste Productions en la serie "Las grandes voces" en la sala Pleyel, estuvo dedicada a las canciones napolitanas de Franceso Paolo Tosti "Ideale", "Seconda mattinate" y "L'alba separa dalla luce l'ombra", que formaban parte del repertorio de Pavarotti y tantos otros tenores líricos o ligeros.

El programa oficial terminó con tres arias de la ópera "Rigoletto", de Giuseppe Verdi, como preparación de su próxima interpretación de la ópera completa en junio en Lima y la ciudad alemana de Dresde.

Flórez interpretó las páginas más conocidas del papel tenoril del Duque de Mantua, en las que brilló el español Alfredo Kraus, considerado por el propio Flórez como un ejemplo para él.

El cantante peruano, con una voz en plenas facultades a pesar de las exigencias del programa, resolvió sin dificultad aparente las arias "Questa o quella", "Parmi veder le lagrime" y la archifamosa "La donna é mobile".