Lunes, 8 de Octubre de 2007

La Junta de Myanmar nombra negociador con la opositora Suu Kyi

Reuters ·08/10/2007 - 22:42h

Reuters - La junta militar de Myanmar redujo fuertemente el domingo la seguridad en Yangón, aparentemente confiada en que no se enfrentaría a más protestas masivas contra su Gobierno, pero las calles seguían inusualmente tranquilas y los arrestos continuaban. En la imagen, varias personas rezan mientras se manifiestan a favor de la democracia en Myanmar, cerca de la embajada de China en París, el 6 de octubre de 2007. REUTERS/Vincent Kessler

La junta militar de Myanmar ha designado a un viceministro para que negocie con la detenida líder de la oposición birmana Aung San Suu Kyi sobre un ofrecimiento del Gobierno de conversaciones directas, dijo el lunes la televisión estatal.

Aung Kyi, un general que el año pasado se convirtió en viceministro de Trabajo, "contactará y negociará en el futuro con Daw Aung San Suu Kyi", señaló MRTV, sin dar mayores detalles.

Tras las mayores protestas contra el régimen militar en cerca de 20 años, el general Than Shwe, cuyas discrepancias con la premio Nobel de la Paz son conocidas, ofreció conversaciones directas si ella abandona la "confrontación" y el apoyo a las sanciones y la "total devastación".

La Liga Nacional para la Democracia (LND), el partido de Suu Kyii, no reaccionó al nombramiento, pero uno de sus portavoces, Nyan Win, dijo que el ofrecimiento de Than Shwe podría conducir a conversaciones sobre una negociación.

Los analistas han advertido sobre el optimismo extremo ya que, en el pasado, las esperanzas de cambio a menudo se vieron aplastadas.

"Es muy pronto para evaluar esta táctica del régimen", manifestó un profesor jubilado. "Se produce en un momento de presión en aumento por parte de la comunidad internacional. Necesitamos esperar un mayor movimiento".

No ha habido ninguna reacción tampoco de Suu Kyi, de 62 años, que ha pasado 12 de los últimos 18 años, y está confinada a su casa en Yangón sin teléfono y con la obligación de contar con un permiso oficial que se otorga raramente para recibir a visitantes.

El New Light of Myanmar, medio de expresión oficial, sugirió el lunes que Suu Kyi permanecería bajo arresto domiciliario hasta que se apruebe una nueva constitución, una perspectiva débil y distante, según la mayoría de los analistas.

También desechó de plano las demandas de los miles de birmanos que el mes pasado se unieron a las protestas sofocadas por el Gobierno.

reducción de los precios, liberación de Daw Aung San Suu Kyi y de prisioneros políticos, y reconciliación nacional - no pueden ser satisfechas a través de la protesta", dijo el periódico.

La junta ha ido reduciendo la presencia de las tropas en la antigua capital del país desde que hace 10 días envió al Ejército para sofocar las mayores protestas en favor de la democracia desde 1988. El balance oficial es de 10 muertos, pero gobiernos occidentales han dicho que es probable que sea mayor.

En 1988 hasta 3.000 personas murieron en las mayores manifestaciones contra el régimen militar, que lleva 50 años en el poder.

/Por Aung Hla Tun/.*.