Lunes, 8 de Octubre de 2007

Los goles de Van Nistelrooy salen de un libro

Van Nistyelrooy extrae todo su talento rematador de su mente. El delantero holandés, lector empedernido, utiliza la 'fluencia' para marcar más goles.

IGNACIO ROMO ·08/10/2007 - 22:19h

El holandés Van Nistelrooy al celebrar un gol.

Ruud Van Nistelrooy no destaca en nada. Desde el punto de vista físico no posee ninguna cualidad que le sitúe por encima de sus compañeros del Real Madrid. No es el más fuerte. No es el mejor en los saltos. No es el más rápido: nunca ha sido el mejor en las arrancadas de 5 metros y tampoco en las de 20 metros. No es el más resistente. Tampoco se dispone de datos que avalen una velocidad de reacción superior o una agudeza visual fuera de lo común que explique su puntería. El secreto de Ruud es otro. Está en su mente.

A menudo le preguntan a Ruud cómo se le ocurre colocar el balón  en el lado imposible del portero, en lugar de optar por el ángulo lógico, el espacio grande, el lado contrario. Le preguntan también en los vestuarios por qué nunca duda, cuál es el secreto de que arme el disparo con tanta rapidez. Y casi siempre responde lo mismo: “Yo me fío de mi cabeza y tomo decisiones de forma instantánea, según lo que me dicta mi mente”.

Es el hombre que nunca duda, algo fácil de entender si acudimos a un párrafo de un libro. “La fluencia aporta momentos de pensamiento sin confusión y liberados de dudas personales y preocupaciones”. En el mismo libro se lee, un poco más abajo: “El atleta en fluencia tiene un sentido certero de lo que se tiene que hacer y puede actuar con atención ininterrumpida”.

Gran lector

¿Cuál es ese libro? ¿De dónde sale la inspiración que dispara el gatillo de este artillero? Los que conocen bien a Van Nistelrooy saben que es un gran lector, casi un intelectual del fútbol. El ex-jugador del Manchester United es un devorador de libros, estudia los textos en profundidad y aplica todo lo que lee, de forma inmediata. Lo reutiliza con un sólo objetivo: marcar goles.

El libro de cabecera de Ruud Van Nistelrooy se titula “Fluir en el deporte” y está escrito por el gurú Mihaly  Csikszentmihalyi. Es un libro de muchas aristas, pero se puede utilizar como uno de esos textos que pretenden potenciar el rendimiento de los atletas mediante la estimulación de los aspectos mentales en la competición.

Quizá el principal secreto de Van Nistelrooy esté precisamente en su capacidad de atención, en esa concentración que le permite adivinar la trayectoria del balón. La anticipación le hace responder de forma instantánea cuando recibe la pelota. Pero la clave es la atención. Así se titula el cuarto capítulo de su libro favorito: “Trascender la atención normal”.

Noticias Relacionadas