Lunes, 8 de Octubre de 2007

Los críticos unen a Carod y Puigcercós

La dirección de ERC debate con dos corrientes internas su política de alianzas con los socialistas

FERRAN CASAS ·08/10/2007 - 22:13h

La carrera entre Josep-Lluís Carod-Rovira y Joan Puigcercós por encabezar la lista de ERC en las catalanas de 2011, o lo que es lo mismo, por el liderazgo de la formación independentista, ha quedado aparcada. La eclosión de dos corrientes críticas ha obligado a sus líderes, vicepresidente de la Generalitat uno y conseller de Governació el otro, a aplazar sus aspiraciones y unirse para evitar que se revise la estrategia del partido, los pactos con el PSC en Catalunya, los apoyos puntuales al PSOE en Madrid y los liderazgos.


Carod y Puigcercós someterán su apuesta de los últimos tiempos a examen de la militancia el 20 de octubre, fecha que la dirección fijó para celebrar una Conferencia Nacional después de descartar un congreso extraordinario. Han encargado la ponencia oficial a Joan Ridao, candidato a las generales y bien visto por el conjunto de la dirección.


Ridao busca acuerdos

El texto de Ridao ha recibido 470 enmiendas. 140 se han incorporado y 200 están en el camino de serlo. El resto se debatirán en un cónclave interno al que asistirán 2.800 de los 10.000 militantes de ERC.
La ponencia apuesta por, des del gobierno, crear "estructuras de estado" y las condiciones para un referéndum autodeterminista que tiene fecha: 2014. Para eso se apuesta por ejercer el derecho a decidir con el empuje de la sociedad civil.


El texto constata el "fracaso" del autonomismo después del "intento reformista" del Estatut y el apoyo al PSOE. No cuestionan las alianzas con las izquierdas y afirman que CiU no es más ambiciosa que el PSC en autogobierno.


Los críticos de Esquerra, que ostenta las mayores cotas de poder institucional des de la Segunda República, se agrupan en torno a dos corrientes: Reagrupament.cat y Esquerra Independentista. Tienen como común denominador la prioridad independentista, la exigencia de revisar el pacto con PSC e ICV y, como consecuencia de ello, jubilar a Carod y Puigcercós, que dirigen ERC des de 1996. La dirección avisa que "no es serio" renegociar ahora el tripartito.


Críticos heterogéneos
Reagrupament.cat está liderada por el exconseller Joan Carretero, que salió del gobierno de Maragall después de acusar de "demagogo españolista" a Zapatero y ser muy crítico con su gestión del Estatut, y aglutina a los militantes más esencialistas. Esquerra Independentista es de corte muy izquierdista y al frente está el diputado y exlíder de las juventudes Uriel Bertran, hasta hace poco miembro de la cúpula.


Ambas corrientes las forman dirigentes que eran próximos a Puigcercós, que aún controla el aparato. Cara al futuro (en verano hay congreso), éste espera reconducir la situación con muchos de ellos.


Reagrupament.cat acoge exaltos cargos del gobierno Maragall y dice contar con 900 militantes. De los de Bertran, más minoritarios, se aseguró que estaban teledirigidos por Puigcercós, que se acababa de postular como sucesor, contra Carod. La dirección relativiza a los críticos, que pese a sus diferencias se apoyarán. En menos de 20 de las 410 secciones locales de ERC han triunfado sus tesis. Pero algunas son importantes y en otras numerosas han tenido apoyos del 40%.


Menos del 20%
Esperan que no superen el 20% de adhesiones en la Conferencia. Lo que está en juego el día 20 no es sólo el liderazgo de Carod y Puigcercós sinó la estabilidad del gobierno catalán y, en parte, la del central. D