Lunes, 8 de Octubre de 2007

Educación pondrá nota a las carreras universitarias

Garantizará que las nuevas titulaciones se ajustan a los programas de estudio

YOLANDA GONZÁLEZ ·08/10/2007 - 21:40h

La ministra de Educación, Mercedes Cabrera, acudió ayer al Senado a rendir cuentas sobre el plan Bolonia, que permitirá equiparar los estudios universitarios a nivel europeo. Durante su comparecencia, se dedicó a intentar derribar todas aquellas voces críticas que han mantenido que la creación del Espacio Europeo de Educación Superior va a hacer que las carreras universitarias españolas pierdan sus señas de identidad y gran parte de calidad.

Según avanzó Cabrera, el Real Decreto de Ordenación de titulaciones universitarias, que "será una realidad este mismo mes o en noviembre", establece mecanismos "adecuados" para garantizar la calidad de la educación superior, "asentando mecanismos y metodologías que permitirán evaluar los niveles de calidad de todas las titulaciones". Además, el citado documento recoge que la sociedad será informada de los resultados de estas evaluaciones.

"Suficiente"

Cabrera, que reconoció que tenemos "una universidad suficiente, pero aún no es la mejor de las posibles", explicó que el Real Decreto, incluido en la modificación de la Ley de Universidades, "por primera vez en la historia confiere a las universidades la iniciativa de elaborar y proponer títulos universitarios oficiales en todos los niveles".

Este anuncio fue criticado por el senador popular Adolfo Abejón. A su juicio, el nuevo sistema permitirá la creación de un "mar de titulaciones". Para Anejón, Educación ha propuesto un modelo "inflexible" sin necesidad. A la hora de argumentar su postura, informó de que en Europa existe un modelo mucho más flexible a diferencia del grado de cuatro años que se implantará en España. "En Francia, los títulos van de tres a cinco años y en Italia tampoco es uniforme a cuatro años".

Cabrera prefirió no contestar cuando Maria Assumpta Baig y Torrás, senadora de Entesa Catalana del Progrés, denunció que algunos libros de texto de Educación para la Ciudadanía están "fuera del marco Constitucional".