Lunes, 8 de Octubre de 2007

Los hogares sólo ahorran un 10% de su renta

La tasa de ahorro (la relación entre lo que se ahorra y la renta disponible) de los hogares ha caído por tercer trimestre consecutivo hasta el 10%, medio punto menos que a finales de 2006.

BELÉN CARREÑO ·08/10/2007 - 21:08h

Ahorrar es una entelequia para muchos españoles.

sta baja capacidad de ahorro es aún más llamativa si se tiene en cuenta que la renta disponible (el capital del que se puede hacer uso) ha subido un 4,3% respecto al mismo trimestre del mes anterior. Es decir, la riqueza de los hogares ha subido pero el ritmo al que se ha consumido ha sido mucho más voraz.

Cambia el escenario

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en el aumento de la renta (en la que se incluyen salarios, intereses, alquileres, dividendos o subvenciones, entre otros) ha influído tanto el aumento de la remuneración de los asalariados (6,8%) como del excedente de explotación y de las rentas mixtas (lo que no se genera por el sueldo) que sube un 8,1%.  Sin embargo, las rentas pagadas por los españoles (incluye hipotecas) ha crecido un 59,7% frente a las rentas recibidas, que sólo se han incrementado en un 0,6%.

El calendario también afecta a esta estadística, ya que durante el segundo trimestre del año los contribuyentes hicieron frente al pago de impuestos. Así, el INE refleja una subida del 15,9% en el pago del IRPF y del Patrimonio. Por su parte, el volumen de cotizaciones sociales que abonaron los hogares repunta por encima de las prestaciones sociales recibidas, es decir, el conjunto de los ciudadanos aportó más al sistema de lo que recibió.

Así las cosas, los hogares tuvieron un saldo positivo de 721 millones, lejos de poder financiar su inversión de 26.477 millones en el trimestre, un 7,1% más.Las empresas duplican esta inversión tanto en términos absolutos (superan los 51.250 millones) como en tasa de crecimiento ya que mejoraron un 13,2% respecto al ejercicio anterior.

Por su parte, las entidades financieras reflejan el buen momento del sector: su renta disponible se duplica respecto a 2006. Esta subida se debe al crecimiento de las rentas percibidas frente a las pagadas, hasta generar un saldo neto de casi 3.000 millones de euros frente a los 222 millones que resultaban en 2006.

En cuanto a la economía del país, España necesitó 23.401 millones de euros del exterior para financiarse, lo que representa el 8,8% del PIB, 1,5 puntos más que en 2006. El dato mejora ligeramente con respecto al primer trimestre del año pero está dentro de la tendencia de una creciente necesidad de financiación externa de la economía por la mala evolución de la balanza exterior.