Martes, 9 de Octubre de 2007

Raperas contra la violencia de género

Seis artistas participan en el Fémina 07 hoy en Madrid.

ESMERALDA MARTÍN ·09/10/2007 - 20:54h

Arianna Puello.

Que sí, que ya lo sabemos todos: las tías del rap lo parten. Y si no que se lo digan, por poner un ejemplo, a la Mala, la más internacional de nuestras artistas, que es la que más rap vende dentro y fuera de nuestras fronteras.

Todavía son minoría pero hacen cada vez más ruido. De la ropa gorda al pack de maquillaje y tacón, mezclan actitud y estilo propio. Son parte de esta época dorada que vive el rap en España: entre todas han dado color a la movida y han aportado su granito de arena con garbo y personalidad, forjándose huecos a base de rimas y ritmos hinchados de calidad.

Ari y Mala, pioneras

Desde que unas primerizas Ari y la Mala Rodríguez se abrieran paso a codazos entre sus colegas masculinos con sus letras y su estilo duro y agresivo han llovido años. Pronto aparecieron compañeras de viaje, chavalas dispuestas a comerse el escenario micrófono en mano. Les ha costado que les prestaran atención, más por hacer rap que por ser mujeres –que eso siempre llama, claro–; pero más aún les ha costado deshacerse del manido tópico de la supervivencia femenina en un ámbito calificado por inercia de machista.

Cuentan con el apoyo de los compañeros del gremio, muchos de los cuales ocupan espacio en los créditos de sus discos como colaboradores o productores, y su mayor problema es abrirse camino en el difícil y estrecho mundo de un panorama musical aletargado. Algunas abrieron veda como Ari, y otras se quedaron por el camino o desaparecieron, como Nona. Las hay que pillaron la tangente, como Silvia Amal, o reventaron estándares, como La Mala. También están las que han sabido diversificar estilos e introducir propuestas, como las raíces africanas de Yuma y Lady Yaco, el ragga de Mefe, o el R&B de Ikah y Dlux.

Tampoco faltan los casos de las que, con un pie fuera del circuito del hip hop español, han sabido apoderarse del arte de la rima y la chulería del rap para fagocitarlos en productos más bien pop, estilo Vanexxa, más bien electrónicos, estilo Sara da Pin Up, o fusionados, estilo Hanna, la última en sacar la cabeza. Hoy, bajo el subtítulo Rimas contra la violencia de género, el festival Fémina 07 trae a escena los versos de algunas de las máximas exponentes de esta movida en España: las propuestas van del rap cada vez más latino de una madura y consolidada Ari, a la resurrección de una Shuga en ralentí durante los últimos años.

Además, Fémina 07 será testigo de la recuperación para los escenarios de una Dnoé cada vez más entregada a proyectos alternativos, o la migración del rap hacia el terreno del funk, el soul y el R&B con Ikah, Dlux y La Nuit. La Sala Caracol de Madrid será hoy testigo del buen estado en España del rap y la música negra con voz de mujer.

Noticias Relacionadas