Lunes, 8 de Octubre de 2007

"EEUU no tiene voluntad política de reducir emisiones"

Filippo Giorgi es el vicepresidente del Grupo I del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) , el consejo de expertos que asesora a Gobiernos y organismos internacionales sobre el cambio climático.

MARÍA GARCÍA DE LA FUENTE ·08/10/2007 - 20:28h

INM - El investigador Filippo Giorgi, en San Lorenzo del Escorial

Giorgi es, además, jefe de la Sección de Física del Tiempo y Clima del Centro Internacional de Física Teórica de Trieste (Italia) y ha participado en la VII Conferencia Anual de la Sociedad Meteorológica Europea, celebrada recientemente en San Lorenzo del Escorial (Madrid).

 

Se ha avanzado mucho en las investigaciones sobre el clima. ¿Tienen la certeza, desde el punto de vista científico, de que el cambio climático tiene una causa humana?

El Panel Intergubernamental de Cambio Climático ha concluido en sus informes que el aumento de los gases de efecto invernadero, durante los últimos 50 años, tiene una causa en las actividades humanas. La certeza es casi absoluta, entre el 90% y 95%.

Para evitar consecuencias en el clima, ¿es imprescindible fijar como objetivo una reducción del 30% de las emisiones en 2020, como pretende la UE?

Existe un debate en la comunidad científica sobre cuál es el límite de concentraciones de dióxido de carbono (CO2) que se debe permitir emitir.

Hay algunos que opinan que se debería estabilizar en 450 ppm (partículas por millón) y otros defienden otras cifras. Lo que sí es necesario es actuar rápidamente porque cada molécula que se emite permanece muchos años en la atmósfera y eso tiene consecuencias.

El objetivo del 30% en 2020 me parece muy optimista porque nos hemos dado cuenta de que las emisiones crecen mucho más rápido de lo que se había previsto.

Así, según los modelos calculados en el año 2000, siete años más tarde se ha superado el peor de los escenarios previstos, con un aumento muy superior de las emisiones. Por eso, creo que es muy difícil alcanzar ese porcentaje dentro de 13 años.

¿Cuál ha sido la causa de ese aumento superior a lo esperado?

Ha habido dos causas. La primera, que países emergentes como China e India han crecido más rápido de lo previsto, y esa actividad ha tenido un impacto en las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que no se tuvo suficientemente en cuenta en los modelos de proyecciones.

Por este motivo, hay que incorporar a China e India en las cuotas de reducciones de emisiones; hay que tenerlos en cuenta. La segunda causa es que países con cuotas obligatorias de reducción de emisiones no están cumpliendo. Y se une que Estados Unidos tampoco ha reducido emisiones ni tiene voluntad política de hacerlo.

Una herramienta del Protocolo de Kioto es desarrollar proyectos de reducción de emisiones en terceros países. ¿Tienen estos proyectos un efecto en el clima global?

Los proyectos de desarrollo limpio y los mercados de derechos de emisiones sí funcionan en el sistema climático y son efectivos para que los países en vías de desarrollo tengan un progreso basado en energías limpias.

Pero esto no es suficiente porque se necesitan políticas más fuertes y, sobre todo, es necesario hacer hincapié en la eficiencia energética y el desarrollo de las energías renovables.

¿Se tiene constancia científica de que los bosques actúan como sumideros de CO2?

El problema que tenemos es que grandes bosques que sí son buenos para absorber el CO2, como el Amazonas o las selvas de Indonesia, están siendo deforestados, y el cambio climático está haciendo que se sequen con mayor rapidez. Es urgente que se protejan.

Además, tenemos que tener en cuenta que el 70% de la energía que produce el hombre se pierde, bien en generar energía (como en el encendido de una central nuclear) o bien en un mal uso.

¿Las herramientas de predicción de clima son acertadas o necesitan mejorar?

Los modelos han mejorado mucho y son cada vez más precisos. Sin embargo, sí presentan algunos problemas, como en la simulación de nubes y en la resolución a escala pequeña, ya que los modelos recogen grandes espacios y no preven país a país.