Lunes, 18 de Febrero de 2008

Más del 20% de CD y DVD son para grabar datos no protegidos

El 8% de lo recaudado por las sociedades gestoras se va en la reclamación de la tasa, entre pleitos y auditorías

ANA TUDELA ·18/02/2008 - 21:27h

¿Qué justifica que se exija una compensación por copia privada (lo que popularmente se conoce como canon) en todos los CD y DVD vírgenes?, se preguntan las sociedades gestoras de derechos (SGAE, EGEDA, etc.) en la nueva web que habilitaron ayer para lavar su imagen ante la polémica por el cobro de esta tasa.

"Es imposible identificar los dedicados a una u otra actividad y, según estudios recientes, entre el 70% y el 80% de los CD y DVD vendidos se dedican a copiar obras protegidas, sujetas a propiedad intelectual", contestan las propias sociedades gestoras en el apartado que dedican a explicar la compensación por copia privada. Ese 20% o 30% de uso "para copiar datos, software, fotografías, etc." lo califican como "marginal".

La web presentada bajo el nombre Copia privada, sí, sostiene que en 2006 se copiaron en DVD 145 millones de películas con un valor de mercado superior a los 2.000 millones de euros.

El canon por copia privada recaudó 96 millones de euros en total en 2006 y, aunque aún no hay cifras oficiales, fuentes de las gestoras consideran que la cifra será similar en 2007. Se repartió en tres categorías: 36 millones para las sociedades que gestionan derechos audiovisuales, 38 millones para las que llevan derechos de reprografía y 22 millones para música.

La parte audiovisual se la reparten en partes iguales tres gestoras: AISGE, que recauda para actores; EGEDA, que lo hace para los productores; y SGAE (junto con su brazo escindido DAMA), que recauda para los autores.

23 millones de euros por canon

La SGAE se lleva además porcentaje de la parte de música, el 50%, por lo que entre uno y otro concepto, la sociedad gestora de autores recogió en 2006 alrededor de 23 millones de euros por canon.

Una vez recaudado, empieza a diluirse. El 20% va a promoción de la cultura y fondos asistenciales. Otro 8% lo gastan las gestoras en su propia recaudación (pleitos, auditorías...) y el resto se reparte a los socios.