Lunes, 18 de Febrero de 2008

Los extranjeros cobran en Madrid un 30% menos

MARTA HUALDE ·18/02/2008 - 21:07h

Trabajador extranjero en las obras del AVE. MANU FERNÁNDEZ.

"Prácticamente, nos roban. Si por convenio a un especialista le corresponden 9 euros la hora, a nosotros nos pagan 6". Es el testimonio de un extranjero que trabaja en la Comunidad de Madrid. Aunque el 31% de la contratación de 2007 en la región se realizó a inmigrantes y uno de cada siete afiliados a la Seguridad Social es extranjero, sus sueldos están un 30% por debajo de los de los autóctonos, sobre todo los de los irregulares, denunció ayer CCOO de Madrid.

Además, uno de cada dos inmigrantes tiene un contrato temporal (49,37%) frente a uno de cada cuatro madrileños (25%). También el paro comienza a hacer mella en este colectivo, que representa el 15% de los desempleados de la Comunidad, frente al 13% de hace un año. Tras un crecimiento del 31% en 2007, su tasa de paro se sitúa en el 6%, muy cercana al 8% de los autóctonos, cuya tasa desempleo ha crecido sólo un 4%. El paro afecta más a los no comunitarios que a los de la Unión Europea (UE).

Servicios y Construcción

"En una situación de crisis y ajuste económico, son los primeros que salen del empleo", alertó la secretaria de Política Social de CCOO-Madrid, Ana González. Principalmente, los extranjeros trabajan en los servicios a las empresas (46,54%), la construcción (15,37%), la hostelería (11,98%) y el comercio (10,10%), con mayor peso de los no comunitarios (85,11%) que los de la UE. En este orden, son también las actividades con mayor número de inmigrantes parados.

Los extranjeros aportan 2.000 de los 9.000 millones de los afiliados a la Seguridad Social, lo que supone 23 veces más de la inversión del Gobierno regional en políticas migratorias, calcula CCOO. La mayoría de los irregulares de la región -entre 100.000 y 150.000, estima CCOO- trabaja, por lo tanto, lo hace sin contrato. A ellos, se une un alto número de los 180.000 extranjeros residentes en la Comunidad que no están dados de alta en la Seguridad Social. La situación se agrava con la inseguridad en el empleo: uno de cada tres accidentes es de un inmigrante.

Para sensibilizar sobre esta discriminación laboral, CCOO-Madrid distribuirá 100.000 dípticos y 30.000 carteles de su campaña Diferencia en el origen, igualdad en el trabajo. El sindicato pide luchar contra el empleo irregular y hacer diagnósticos sobre la presencia migratoria.