Lunes, 18 de Febrero de 2008

El ayuntamiento de Hernani dice que los sabotajes convirtieron el pueblo en un infierno en llamas

EFE ·18/02/2008 - 13:44h

EFE - Al lado de un cartel alusivo al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, un cajero automático de Hernani al que una serie de encapuchados atacó ayer.

El Ayuntamiento de Hernani (Guipúzcoa), gobernado por ANV, ha aprobado hoy con los votos de la oposición un texto de condena de los sabotajes perpetrados el pasado sábado, que hicieron que "en pocas horas" el centro del municipio pasara "de la paz a vivir un infierno de llamas y destrucción".

La Junta de Portavoces del consistorio hernaniarra ha debatido una declaración de repulsa a estos actos vandálicos que se saldaron con un autobús quemado y desperfectos en tres coches, dos sucursales bancarias y la sede de una autoescuela.

El texto ha contado con el respaldo de todos los partidos de la oposición: PSE/EE, PNV, EA EB y PP, que suman nueve votos en el consistorio, mientras que ANV, que cuenta con ocho, se ha posicionado en contra y ha presentado un texto alternativo que sólo ha contado con el respaldo de la formación radical.

La propuesta aprobada lamenta el "rebrote de la violencia callejera que perturba gravemente la convivencia entre los ciudadanos de bien" y critica a los responsables de estos ataques que "no han tenido reparos en causar el mayor daño posible sin importarles las consecuencias que sus actos pudiesen conllevar".

"No se puede permitir -continúa el texto- que con la excusa de la defensa de algunos derechos, se de una legitimidad a unos actos vandálicos cuyo objetivo es el destrozo y el amedrentar a la población".

Tras recordar que la "mayoría del pueblo" de Hernani "rechaza la violencia", el escrito condena estos sabotajes "dirigidos contra todos los hernaniarras", denuncia "la estrategia violenta impuesta por la izquierda radical" y se solidariza con "las víctimas que padecieron directamente los ataques" del pasado sábado.