Lunes, 8 de Octubre de 2007

Rajoy se repite

El PP pedirá en el Congreso, por tercera vez, que se revoque la resolución del diálogo con ETA

MARíA JESÚS GÜEMES ·08/10/2007 - 19:11h

No ceja en su empeño. A lo largo de esta semana, el PP propondrá, de nuevo, en el Parlamento que se revoque la resolución del Congreso de los Diputados que autorizó el diálogo con ETA en ausencia de violencia.

Así lo expuso ayer Ángel Acebes, tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido. "Si de verdad quiere cerrar la puerta a la negociación con ETA, Zapatero está obligado a apoyarnos en esta iniciativa y si no lo hace es porque la quiere dejar abierta", dijo el secretario general del PP.

Pero no es la primera vez que el partido de Mariano Rajoy lanza esta solicitud. Aparte de que el jefe de la oposición lo ha pedido en multitud de ocasiones, aprovechando actos y mitines, con esta será la tercera vez que lleve esta petición al Congreso.

La primera fue tras el atentado de la T-4, cuando entendió que ya "no se daban las condiciones".

La segunda tuvo lugar en el debate sobre el estado de la Nación, donde el Grupo Parlamentario Popular pidió al Gobierno que se anulara el acuerdo parlamentario de mayo de 2005 porque, en su opinión, no se le podía seguir dando oxígeno a los terroristas. Ahora van a por la tercera.

No prosperará

En todas las ocasiones el Gobierno ha tumbado la iniciativa del PP y, lo más probable, es que vuelva a ocurrir lo mismo.

El Ejecutivo socialista siempre se ha defendido alegando que nunca se han echado para atrás resoluciones parlamentarias y que buena muestra de ello es que sigue en vigor la que Aznar hizo aprobar en 1998 para aplicar una política penitenciaria "consensuada, dinámica y flexible".

Para Ángel Acebes "no puede pasar ni un día más sin que el Gobierno solicite la ilegalización de las dos tapaderas de Batasuna: el PCTV y ANV". Acebes considera que tras las detenciones de Batasuna "toca seguir golpeando a ETA para que pierda toda esperanza".

El número dos del PP valoró positivamente la decisión del juez Garzón, porque "más vale tarde que nunca", y recalcó que en el auto se admite que Batasuna, en ningún momento, se ha desvinculado del terrorismo: "Lo cual demuestra que nunca hubo un proceso de paz, que ETA nunca pensó dejar la violencia, que Zapatero jamás debió llamar hombres de paz a Otegui y a sus compañeros y que el PSOE nunca debió considerarles interlocutores de nada y menos de una negociación política".

El PP recomienda a Zapatero que no reciba al lehendakari: "Creemos que esa reunión no se debe celebrar. Lo único que hay que decirle a Juan José Ibarretxe es que la soberanía del pueblo español no se toca y no hay que darle ninguna esperanza, ni en público ni en privado, de que su plan secesionista puede tener éxito".