Domingo, 17 de Febrero de 2008

Blatter espera que las autoridades políticas sepan el riesgo que corren al intervenir de manera directa

EFE ·17/02/2008 - 21:02h

EFE - El presidente de la FIFA, Joseph Blatter (i), y el presidente del Real Madrid, Ramón Calderón durante el homenaje que la FIFA y la UEFA ofrecieron al legendario jugador del Real Madrid Alfredo Di Stéfano.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, dijo hoy que "espera que las autoridades políticas comprendan el riesgo que corren" por obligar a la Federación Española de Fútbol (RFEF) a cumplir la orden ministerial que regula las elecciones, ya que la considera "una intervención directa del Gobierno".

"Un país tan grande como España va a afrontar una situación que en el futuro podría ser muy mal recibida por parte del mundo entero. Me extraña que el Gobierno con una orden ministerial indique que las federaciones que no van a los Juegos deben organizar las elecciones antes de éstos. La Federación Española nos envió una carta y dijimos que no es posible, no podemos aceptar una intervención", afirmó.

En un encuentro con varios medios de comunicación al que acudió EFE en el Santiago Bernabéu, Joseph Blatter, recordó que la FIFA se encontró hace tiempo con problemas similares en Portugal y Grecia, que se resolvieron de forma inmediata con una carta de FIFA en el caso luso y la suspensión de la Federación Griega durante 48 horas.

"Ahora mismo el caso español está más cerca del griego. España participa en competiciones europeas de clubes y de selecciones. Es una situación incomprensible. Vamos a apoyar a la Federación Española y esperamos que las autoridades políticas comprendan el riesgo que corren. No entiendo que un país como España pueda afrontar una situación como esta", añadió.

Tras insistir en su posición de "no discutir las leyes españolas", Blatter planteó dos posibles soluciones. "Que el Gobierno español quiera que se juegue al fútbol sólo en España, sin fútbol internacional, o que acepte las disposiciones de las reglas internacionales para participar con la selección", sentenció.

El presidente de FIFA, que hoy asistió en Madrid al homenaje a Alfredo Di Stéfano, admitió que no habló durante la jornada con el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, pese a sentarse junto a él en el homenaje aunque mostró su disposición a establecer un diálogo entre el Consejo Superior de Deportes y la federación que preside sobre el asunto.

"No hay una situación de crisis ya que la Federación ha convocado una asamblea general para ratificar el Código Electoral Modelo de FIFA y convocar elecciones para fin de año. Hay fuego pero no hay que llamar a los bomberos y no puede ser un tema personal. El fútbol es mucho más importante y la falta de acuerdo puede hacer sufrir a todo el mundo", añadió.

El presidente de FIFA aclaró que la opción de que la RFEF pida un aplazamiento de las elecciones, como contempla la orden ministerial, sólo retrasaría "la intervención" del gobierno. "No son mis decisiones, son las del Congreso de FIFA, que tiene más miembros que la ONU, pero son decisiones que afectan a todo el fútbol", dijo.

Blatter abogó, finalmente, por una solución inmediata del conflicto. "El fútbol es juego limpio. Una confrontación así no es buena ni para el fútbol ni para el Gobierno. El Comité de Urgencia de FIFA podría decidir la suspensión inmediata de la Federación Española. Espero que la solución sea inmediata y que en un futuro podamos decir que todo está arreglado", concluyó.

La orden ministerial que desde el pasado diciembre regula las elecciones federativas establece que las federaciones no olímpicas y las olímpicas no clasificadas para los Juegos de Pekín 2008, caso de fútbol, deben iniciar sus procesos en el primer trimestre del presente año, salvo que soliciten al CSD un aplazamiento del mismo por causas justificadas.