Domingo, 17 de Febrero de 2008

Rajoy clama ahora por la independencia de la Justicia

La renovación de la cúpula judicial lleva más de un año bloqueada por el PP

PÚBLICO ·17/02/2008 - 20:21h

Mariano Rajoy se perdió ayer en las palabras. En el fragor del mitin que pronunciaba en Logroño, el candidato conservador se olvidó de la situación actual de la Justicia y prometió hacerla "eficaz, rápida e independiente". "Quiero que sean los jueces y no los políticos lo que elijan el Consejo General del Poder Judicial", recalcó en su intervención.

Su actuación durante la legislatura, sin embargo, desmiente la propuesta. Durante el último año, el PP ha utilizado su minoría de bloqueo para evitar la renovación del máximo órgano judicial y conservar la mayoría conservadora de la que disfruta. Todos los demás grupos y las propias organizaciones de jueces han pedido, en varias ocasiones, que se acabe con la situación de interinidad.

Rajoy fue más allá. No sólo clamó a favor de la independencia sino que condenó el descrédito y la inestabilidad actual, causa de "un gran deterioro institucional". Son casi las mismas palabras que los jueces han utilizado en varias ocasiones para criticar la situación forzada por su partido.

Ciudadanos iguales
No fue la única incongruencia de su discurso. Rajoy también olvidó en sus razonamientos la intención del PP de limitar las adopciones por parte de homosexuales. A pesar del recorte de derechos que propone su partido para este colectivo, el candidato conservador abogó por una nación de "ciudadanos iguales".

Los ataques al presidente de Gobierno enterraron el resto del mitin. Rajoy sumó nuevos calificativos a los que ya utiliza. "Evanescente", "vacuo" o que "vive en la luna" fueron algunas de sus aportaciones. Terminó haciendo alusión a la economía. Zapatero es, para el líder conservador, "lisa y llanamente una amenaza real para la economía de las familias".

También, como Rajoy, habló de economía su número dos por Madrid, Manuel Pizarro. También, como él, lo hizo a base de descalificar al Gobierno. Para el ex presidente de Endesa, "somos campeones del paro, la inflación y el endeudamiento de empresas y familias". Y recurrió a las metáforas: "España no va bien, es como un autobús, lleno de españoles, sin freno y con el conductor, no mirando a la carretera sino a los pajaritos y pensando en la Alianza de Civilizaciones".

Pizarro se deshizo en elogios a Esperanza Aguirre y la convirtió en inspiración de las propuestas conservadoras. "No se deben buscar modelos raros -aconsejó-sino seguir el de la Comunidad de Madrid, con Aguirre a la cabeza".