Lunes, 8 de Octubre de 2007

El Museo Bellas Artes de Bilbao exhibe la obra del gran paisajista francés Poussin

EFE ·08/10/2007 - 19:55h

EFE - Una mujer contempla el cuadro "Paisaje con anacoreta", también conocido como "Paisaje con San Jerónimo", hoy, en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. EFE

El Museo de Bellas Artes de Bilbao exhibirá desde mañana y hasta el próximo 13 de enero la primera gran exposición dedicada en España a la obra del gran paisajista francés del siglo XVII Nicolás Poussin, considerado uno de los artistas más importantes de su país.

Retratista de la naturaleza como pocos artistas en la historia del género, Nicolás Poussin fue muy apreciado en la Roma del siglo XVII, donde realizó casi toda su carrera, admiración que ha durado hasta nuestros días.

La muestra, titulada "Pussin y la Naturaleza", está compuesta por 85 piezas -32 pinturas y 53 dibujos-, dedicadas de forma monográfica al tema de la naturaleza y seleccionadas para la ocasión por el comisario de la exposición, Pierre Rosenberg, miembro de la Academia francesa, presidente-director honorario del Museo del Louvre, de París, y uno de los más reputados especialistas en la obra de Poussin.

El director de la pinacoteca bilbaína, Javier Viar, destacó, en el acto de presentación de la exposición a los medios de comunicación, el hecho de que esta muestra, en cuya producción ha colaborado también el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York -a donde viajará en febrero del año próximo una vez concluya su estancia en la capital vizcaína-, es una de las más importantes realizadas por el Museo de Bellas Artes a lo largo de sus casi 100 años de historia.

El museo bilbaíno, el comisario de la muestra y la pinacoteca neoyorquina han conseguido, para la ocasión, el préstamo excepcional de cuadros del artista que han salido poco de las colecciones de las instituciones o propietarios que los posee, como seis pinturas del Museo del Louvre, tres más de la National Gallery de Londres y otros tres del Museo del Prado.

El comisario de la muestra, Pierre Rosenberg, explicó que aceptó hace dos años la idea de montar una exposición sobre Poussin en España porque "hay vínculos muy antiguos entre el pintor y este país, cuyos reyes y nobles le encargaron varios trabajos, y por el gran interés que hay aquí por este artista, por lo que me pareció una excelente ocasión para que en España se conozca algo más del mismo".

La exposición ha sido articulada por Rosenberg en orden cronológico, desde los inicios del pintor en Roma en 1624 hasta el final de su carrera, y recoge todo su pensamiento e ideas sobre el arte y el paisaje, lo que permite comprender su evolución estilística.

El comisario señaló que, aunque la muestra está abierta al público en general, no se trata de un pintor fácil de interpretar y sus cuadros exigen del espectador una mirada detenida para comprender los matices iconográficos que en ellos aparecen.