Domingo, 17 de Febrero de 2008

Di Stéfano recibe emocionado el premio Presidente UEFA de manos de Platini

EFE ·17/02/2008 - 16:58h

EFE - Los jugadores del Real Madrid Iker Casillas (d), José María Gutiérrez "Guti" (2ºd), Raúl González (3ºi), Míchel Salgado (2ºi), acompañados por su entrenador, el alemán Bern Schuster (i), durante el homenaje que la UEFA y la FIFA ha rendido hoy a Alfredo Di Stefano (3ºd) en Madrid.

Alfredo Di Stéfano, presidente de honor del Real Madrid, recogió hoy emocionado el premio Presidente UEFA de manos del máximo mandatario de este organismo, Michel Platini, quien le definió como "un dios del césped", un "brujo del fútbol" y "la personificación de lo mejor del fútbol mundial".

"Querido don Alfredo usted ha sido uno de los grandes entre los grandes. No se puede imaginar la historia de nuestro fútbol sin su extraordinaria presencia. El Real Madrid ha escrito esa historia y en la memoria de los amantes de este deporte hay un lugar para usted", dijo Platini en el palco de honor del Santiago Bernabéu.

Platini, que hizo un gran esfuerzo por hablar español, agradeció a Di Stéfano haber sido el primer entrenador extranjero que intentó ficharle -para el Valencia- y elogió que "a ritmo de tango" lograra una "técnica individual perfecta, con aceleraciones abrumadoras", que dieron sello al River Plate de los años 40 y 50.

"Ha sido el modelo que ha contribuido a que el fútbol europeo consiguiera los éxitos en años anteriores. Tengo recuerdos en blanco y negro. Ha sido la personificación de lo mejor del fútbol mundial en dos decenios y ha trasladado el fútbol moderno en la pantalla de televisión. Gracias por todo lo que ha hecho por nuestro maravilloso deporte", concluyó antes de entregar a Di Stéfano el trofeo.

La "saeta rubia" protagonizó un discurso distendido en el que intentó controlar la emoción con giros de su clásico humor, tras ser recibido con todos los asistentes en pie en medio de una respetuosa ovación y después de presenciar un vídeo, a ritmo de tango, con imágenes de toda su vida deportiva.

En su primera alocución definió el día de hoy como "un partido de fútbol duro". "Me he entrenado para que con la lógica de los sentimientos me resulte lo más llevadero posible, pero el entrenamiento ha sido duro", dijo Di Stéfano arrancando las primeras sonrisas de la grada.

"He tenido que fortalecer los músculos de mi agradecimiento que están en forma, para decir mis más sinceras gracias. Este premio tiene un significado especial por proceder de Michel Platini, que está ganando todos los partidos en los despachos", aseguró antes de admitir que no está acostumbrado a leer discursos.

"Me río por no llorar", afirmó en tono de broma en mitad de otra ovación. "Es un auténtico orgullo engrosar una nómina de jugadores premiados como Maldini, ¡qué bueno que era!, Robson... Gracias también por permitirme jugar el partido en casa, lo que me ha evitado un viaje en avión", concluyó antes de reiterar su agradecimiento y abandonar el estrado con el trofeo en sus manos.

El presidente del Real Madrid, Ramón Calderón, abrió el primer acto del homenaje a Di Stéfano, que continuó después en Valdebebas con la presentación de una estatua con su imagen, al que acudieron también, entre otros, el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, el presidente de la Federación Española de Fútbol, Angel María Villar, y el presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, además de técnicos y jugadores en activo o retirados.