Domingo, 17 de Febrero de 2008

Rivera propone que los votos en blanco se contabilicen como escaños vacíos

EFE ·17/02/2008 - 13:29h

EFE - El cabeza de lista de Ciutadans al Congreso, Albert Rivera, durante la entrevista con Efe en la que ha propuesto cambiar la ley electoral para permitir que los votos en blanco sean contabilizados como los de cualquier partido y los escaños que les correspondan en el reparto queden vacíos.

El cabeza de lista de Ciutadans-Partido de la Ciudadanía (C's) al Congreso, Albert Rivera, ha propuesto hoy cambiar la ley electoral para permitir que los votos en blanco sean contabilizados como los de cualquier partido, de manera que los escaños que les correspondan en el reparto queden vacíos.

En una entrevista con la Agencia Efe, Rivera ha afirmado que esta medida, incluida en el programa electoral de C's, "permitiría a la gente recordar durante la legislatura que hay escaños sin ocupar, que representan a ciudadanos que no están de acuerdo en cómo funcionan las cosas".

"Es una propuesta de democracia radical, aunque ojalá algún día no haga falta plantearla, porque significará que la gente ya no vota en blanco y vuelve a confiar los partidos", ha asegurado Rivera.

Según Rivera, "es necesario dar visibilidad a estos votantes", cuyo número "crece" en los últimos años, hasta el punto de que más de 60.000 electores, un 2,03% del total, optaron por el voto en blanco en las elecciones catalanas de 2006.

Para el candidato al Congreso y presidente de C's, "no es casual" este incremento, porque "si todo marchase bien no saldrían personas como Pasqual Maragall reclamando el voto en blanco".

Otro síntoma de que es preciso "regenerar la democracia" es el surgimiento de "terceras vías" políticas al margen de PP y PSOE, como Ciutadans o incluso propuestas como la del Partido Demócrata Europeo que propugna el propio Maragall.

Según Rivera, C's podría sentirse "cómodo" en el seno de un Partido Demócrata Europeo situado "entre el centro y la izquierda, liberal y abierto", siempre y cuando se alejase del nacionalismo.

Las expectativas electorales de C's se mantienen en conseguir representación básicamente en Barcelona, donde los sondeos de los que dispone este partido apuntan a que podría obtener hasta el 3,5% de los votos, lo que permitiría a Rivera entrar en el Congreso.

Rivera ha destacado que el último sondeo del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat apunta que la intención de voto a C's "va al alza".

El candidato ha lamentado el "error" de Rosa Díez al negarse a un pacto electoral entre C's y su partido, Unión, Progreso y Democracia (UPyD), lo que puede significar una "división del voto" entre dos formaciones con planteamientos similares: "Ojalá nadie tenga que arrepentirse el 9 de marzo por no haber obtenido representación".

En la hipótesis de que C's consiguiese representación en el Congreso, Rivera planteará como condición para apoyar al futuro Gobierno, ya sea del PSOE o del PP, que se comprometa a llegar a "grandes pactos de Estado entre los partidos constitucionalistas".

Educación, política antiterrorista, inmigración, infraestructuras o política exterior serían algunas de las materias que según Rivera deberían ser objeto de un "gran pacto nacional", para evitar que "en estos temas sean los nacionalistas quienes marquen la línea".

Rivera "no vería con malos ojos" una coalición de gobierno entre PP y PSOE que sortease la influencia de los nacionalistas, aunque ha reconocido que un pacto "a la alemana" entre populares y socialistas "no parece viable por ahora en España".

En las próximas tres semanas, ha explicado Rivera, Ciutadans se concentrará sobre todo en "atraer el voto de la gente joven, de los abstencionistas y de los que ya no ven solución en el bipartidismo entre PP y PSOE".