Domingo, 17 de Febrero de 2008

El Gobierno quiere "la mayor discreción posible" en la acogida a los disidentes cubanos

EFE ·17/02/2008 - 06:18h

EFE - Diplomáticos españoles revelaron hoy a Efe en La Habana que irán a su país Alejandro González Raga (Der), Omar Pernet, José Gabriel Ramón Castillo y Pedro Pablo Álvarez (Izq), pero no precisaron cuándo.

El Gobierno considera que "no es oportuno" dar publicidad y quiere "la mayor discreción posible" en la acogida de los cuatro disidentes cubanos y de sus familiares, liberados por el ejecutivo cubano y que viajan hoy a España.

Cuatro presos políticos cubanos del "Grupo de los 75", condenados en la primavera de 2003 a penas de hasta 28 años de cárcel, llegarán sobre las 14.00 horas al aeropuerto de Torrejón de Ardoz (Madrid), según fuentes de la disidencia cubana en España.

Fuentes del Ejecutivo español han precisado que "ni la llegada, ni la acogida son públicas", aunque si reconocieron que ha sido la Secretaría de Estado para Iberoamérica, junto con otros Ministerios, la que la ha coordinado y preparado.

Insistieron en dar al asunto "la máxima discreción, para preservar la intimidad" de los cubanos.

Los presos, según distintas fuentes, son Alejandro González Raga, Omar Pernet, José Gabriel Ramón Castillo y Pedro Pablo Álvarez, quienes junto con sus familiares partieron ayer de La Habana en un avión del Ministerio de Defensa que llegó a la capital cubana con este propósito.

La liberación de estas cuatro personas -junto con otros tres presos no identificados- fue confirmada el viernes por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

Ni las fuentes del Ejecutivo español, ni la disidencia cubana informaron a Efe sobre la identidad de los otros tres presos.

La liberación de todos ellos se ha producido después de que el pasado lunes se reunieran en Madrid la Comisión de Derechos Humanos España-Cuba, en la que el Gobierno cubano se comprometió a ratificar los pactos internacionales de Derechos Humanos de la ONU antes de que concluya este trimestre.

Portavoces de asociaciones de la disidencia cubana en España manifestaron hoy a Efe su alegría por estas liberaciones y criticaron el "secreto absoluto" en torno a su llegada, que atribuyen a "medidas de seguridad" del Gobierno español. Anunciaron que una vez tengan constancia de su presencia, convocarán ruedas de prensa y algún acto de recibimiento.