Lunes, 8 de Octubre de 2007

Ceden las inundaciones en Vietnam pero los muertos llegan a 77

Cinco días de tormentas han causado la muerte de al menos 77 personas | se siguen hallando cadáveres a medida que baja el agua


Reuters ·08/10/2007 - 17:03h

Reuters - Un tifón seguido de deslizamientos de tierras dejó hasta 34 personas muertas en Vietnam, cortó la electricidad y cerró los caminos en algunas de las peores inundaciones en décadas, dijeron el domingo las autoridades. En la imagen, una mujer camina sobre una carretera inundada en por el río Nam Giai River en la provincia de Nghe, en Vietnam, el 6 de octubre de 2007. REUTERS/Kham

El nivel del agua bajaba el lunes en Vietnam y algunos habitantes de los pueblos inundados comenzaron a regresar a sus hogares, sumergidos tras cinco días de tormentas que han causado la muerte de hasta 77 personas.

Una compilación de informes de las autoridades de 15 provincias del norte y centro del país dio esta cifra de muertos y otros 14 desaparecidos desde que el tifón Lekima llegó el pasado miércoles, desatando aludes y algunas de las peores inundaciones desde mediados de la década de 1980.

Las autoridades dijeron que se han hallado más cadáveres al bajar las aguas.

"La gente nos está diciendo que no ha visto inundaciones como estas en una generación", dijo Joe Lowry, de la Federación Internacional de la Cruz Roja y Sociedades de la Media Luna Roja, tras visitar Thanh Hoa y Nghe An, a unos 150 kilómetros al sur de Hanoi.

"Sí se hicieron preparativos para la tormenta, pero no se tomaron las advertencias de inundación lo suficientemente en serio", agregó.

En el distrito Thach Thanh, en Thanh Hoa, donde un dique sobre el río Buoi se rompió, el nivel de agua bajó lo suficiente como para que la gente regresara el lunes a sus casas y ayudara con las tareas de limpieza, informó un fotógrafo de Reuters.

El país del sudeste asiático en vías de desarrollo sufre hasta 10 tormentas anuales que causan daños por millones de dólares y provocan cientos de muertes.

Los informes preliminares señalaron que cerca de 58.000 viviendas han resultado dañadas o destruidas. Los daños estimados son de al menos 130 millones de dólares.

Dos millones de personas se vieron afectadas en Thanh Hoa y Nghe An, donde viven más de seis millones de habitantes, según la Cruz Roja de Vietnam y autoridades gubernamentales.

En Thanh Hoa, los pozos que proveen de agua potable estaban sumergidos. El mantenimiento de las condiciones sanitarias y la amenaza de enfermedades que se transmiten por el agua están entre las dificultades que enfrenta la gente.

Los corrimientos de tierra provocaron el cierre de carreteras y miles de cables de electricidad fueron derribados, aislando a los pueblos en varias zonas montañosas.

La Cruz Roja indicó que está preparando un pedido de emergencia para adquirir 500 toneladas de arroz, equipos de cocina, jarras de agua, mosquiteras y mantas para más de 12.000 familias.

Durante el fin de semana, los habitantes de las zonas afectadas recibieron medicamentos, pan y fideos instantáneos que fueron arrojados por helicópteros o llevados en botes.