Sábado, 16 de Febrero de 2008

30-22. El Ademar no se rinde y recupera sus opciones en Europa ante el Ivry

EFE ·16/02/2008 - 20:44h

EFE - Ademar León ganó en Europa gracias a un inspirado Mirko Alilovic (en la imagen), por el que volvió a apostar Jordi Ribera en detrimento de Danijel Saric.

Ademar recupera sus opciones tras la cómoda victoria, 30-22, ante el Ivry francés que, con dos derrotas en otras tantas jornadas se presenta como el rival más débil del grupo, mientras que el partido clave puede ser el del próximo domingo, de nuevo en el municipal leonés, ante el favorito del grupo, el THW Kiel alemán.

La diferencia de acierto en ambas porterías marcó buena parte del enfrentamiento, con la pareja local, Alilovic, en la primera parte y Saric en la reanudación, firmando una tarjeta de acierto que acabó por dejar sin opciones a un rival que se descompuso en la segunda mitad, tras unos primeros treinta minutos de igualdad.

Los leoneses no se encontraron a gusto en un principio ante un contrario, peleón en defensa, buscando siempre la salida al contragolpe y sin complicarse demasiado la vida en los ataques estáticos.

Por ello, el equilibrio fue la tónica predominante durante el primer cuarto de encuentro, con un juego trabado y donde las pérdidas de balón eran castigadas por el equipo francés y ello a pesar de errar claras opciones ante un inspirado Mirko Alilovic, por el que volvió a apostar Jordi Ribera en detrimento de Danijel Saric.

Sólo la aportación -fundamentalmente en acciones de seis metros- del guardameta internacional croata impedían al Ivry colocarse por delante en el marcador y, después de unos minutos de continuas imprecisiones, Ademar cogió el mando con diferencias de dos y tres goles.

Ante la escasa frescura de la primera línea, Ribera decidió optar por la variante táctica del doble pivote, Aguinagalde-Castresana, en ataque, lo que le dio excelentes resultados para mandar en el marcador, con la única preocupación de los lanzamientos de Martinovic, porque la estrella gala, Luc Abalo, actuando como lateral zurdo aportaba muy poco a su equipo.

Precisamente, fue el que será jugador del Ciudad Real la próxima temporada el que abrió el marcador tras el descanso, pero eso tan sólo fue el anticipo del vendaval local que con un parcial de 7-0 dejó encarrilado el choque en los primeros diez minutos de la segunda parte, 21-12.

En esa explosión de buen juego participó, con mayor brillantez si cabe que su predecesor en la portería, Saric, que firmó una actuación descomunal amargando a los franceses en los que tan sólo Abalo mantuvo mínimamente el tipo.

El Ivry aún tuvo un amago de intentar la remontada, aprovechando una doble exclusión ademarista, 22-17, todavía con el último cuarto por disputarse, pero los de Ribera le quitaron la ilusión de golpe con un nuevo parcial de 5-0, lo que llevó la máxima ventaja al marcador, 28-18, recortado ligeramente al final, 30-22.

- Ficha técnica:

30 - Ademar (14+16): Alilovic (Saric); Jakobsen (4), Garralda (2), Aguinagalde (3), Sarmiento (4), Stranovsky (1), Costa (2), Castresana (5), Santi Urdiales (4, 2p), Sigurdsson (1), Krivochlykov (4), Aguirrezabalaga.

22 - Ivry (11+11): Chapon (Pocuca), Guillard, Sarni, Luc Abalo (5), Guilbert (2), Smajilagic (1), Petro (2), Martinovic (3), Crepain (2), Tuzolana (4, 1 p), Bataille (1), Hadjali (2).

Arbitros: Leifsson y Palsson (Islandia). Excluyeron por dos minutos a Garralda, Aguinagalde, Sigurdsson, por Ademar; Sarna y Gilbert por los franceses.

Marcadores cada cinco minutos: 2-1, 3-3, 5-5, 6-5, 10-9, 14-11 (descanso), 17-12, 21-12, 22-16, 25-18, 28-19, 30-22 (final).