Sábado, 16 de Febrero de 2008

Ciencia y arte a 30 grados bajo cero

Una exposición en Madrid ofrece la visión sobre el cambio climático de 16 artistas que viajaron al Ártico

CRISTIAN BIOSCA ·16/02/2008 - 17:30h

En el centro de la sala, la obra 'Stranded' ('Varada'), de Heather Ackroyd y Dan Harvey, muestra un esqueleto de ballena. IGNACIO HERNADO

Los datos sobre el calentamiento global pueden ser tan fríos como las temperaturas a las que tuvieron que trabajar los 16 artistas que ofrecen una visión, hasta ahora única, del cambio climático en la exposición Cape Farewell. Arte Climático, que permanecerá en la madrileña Fundación Canal hasta el 27 de abril. 

El promotor y director del proyecto, David Buckland, explica lo que ha tratado de transmitir: "Quería hablar sobre el problema del cambio climático sin recurrir a gráficos o datos", afirma. Así, las obras recopiladas ofrecen la posibilidad de comunicar ideas a través del arte mediante un lenguaje distinto al habitual.

La exposición reúne 20 trabajos, de técnicas muy variadas y de artistas con distinta formación. Todos cuentan una historia conocida con una mirada personal, subjetiva y, por ello, más cercana. Las obras son fruto de las expediciones que la goleta Noorderlicht realizó al Ártico entre los años 2003 y 2005 al cabo Farewell (o cabo de la Buena Ventura).

La retirada de los hielos queda patente en Nymark, un collage en el que se documenta la aparición de una nueva isla que llevaba miles de años cubierta por el hielo, y sobre la que el hombre ha puesto el pie por primera vez tras el retroceso de los glaciares. Presidiendo la exposición puede verse el esqueleto de una joven ballena cubierto de cristales de sal de aluminio y potasio.

Mensajes proyectados sobre los icebergs, fotografías de obras elaboradas con hielo a 30 grados bajo cero y una obra de creación sonora que permitirá al visitante escuchar el sonido real del Ártico son el resultado de una alianza poco habitual entre la ciencia y el arte.