Sábado, 16 de Febrero de 2008

Rajoy: "El presidente se quitó la careta y quedó el careto"

AGENCIAS ·16/02/2008 - 14:29h

El presidente del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, sostuvo hoy en Oviedo que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "se quitó la careta y quedó el careto", al final de la entrevista que le hizo el periodista Iñaki Gabilondo. Sobre la polémica frase del presidente del Gobierno de que lo le va bien al PSOE es la "tensión", el presidente popular invitó a los ciudadanos a que "preparen los paraguas". "Donde algunos ofrecen tensiones otros vamos a ofrecer soluciones, y donde dramatismo, reformismo", agregó.

En este sentido, dijo que a él no le interesa el "dramatismo" y ofreció "la mano tendida para ocuparse de los problemas reales". Además, acusó a Zapatero de echarle la culpa al PP y poner "cara de bueno". Rajoy fue interrumpido por varios espontáneos al grito de "Zapatero, embustero".

Rajoy señaló que un presiente de Gobierno "no debe mentir" y, a pesar de ello, Zapatero habló de política con ETA pese a que lo había negado en un principio. También indicó que no se puede decir que viene "el coco" y sostuvo que hay muchos "que le tienen miedo a Zapatero y no a Rajoy". Por contra, manifestó que él va a dedicarse a su "libro", es decir, a su programa electoral. "No estaré en la Luna", indicó.

El conservador aseguró que algunos han "arreado mucho en estos años" al PP y aún así ganaron las elecciones municipales, por lo que no arrojó dudas de que será el próximo presidente del Gobierno. Además, en materia de inmigración, señaló que "no vale la política de la avestruz". Rajoy aseguró que España es el país de la UE donde más personas vienen de fuera, algo que le parece que esta bien pero que requiere "orden y legalidad". "Quiero para todos los seres humanos, los mismos derechos y las mismas oportunidades, pero también los mismos deberes y obligaciones", añadió.

También se refirió a la política internacional, y aseguró estar en contra de que Kosovo declare unilateralmente la independencia del país, por lo que pidió al Gobierno de España "que esté a al altura de las circunstancias". Si es así, aseguró que el PP lo apoyará. Rajoy sostuvo que "el corazón de Europa apoya al Partido Popular" y agradeció especialmente el apoyo mostrado por la presidenta de Alemania, Angela Merkel o el de Francia, Nicolás Sarkozy, entre otros. "No pude dar las gracias a Chávez -presidente de Venezuela-- porque ha dicho que él apoya a Zapatero", ironizó.

Presidente de la gente 

"Un presidente debe estar en la tierra", apuntó con referencia a los precios, la educación o la sanidad. "No se puede gobernar a golpe de ocurrencias", indicó. Para él, "los españoles son lo mejor que hay en España". "Me voy a ocupar de la gente normal", aseguró.

Especial énfasis puso en los estudiantes, a los que dijo que había que hablar de mérito y de trabajo, ya que en sus manos está el futuro de España. "Cuanto más formados mejor para ellos y para el conjunto de los españoles", apuntó. "Ahí es donde vamos a competir", añadió. También se centró en la conciliación de la vida familiar y laboral y en la igualdad de oportunidades. A este respecto, apuntó que en España hay 12 millones de hombres y ocho millones de mujeres que trabajan fuera de casa. En su opinión, la igualdad en el trabajo supondrá más crecimiento económico.

Por este motivo, se comprometió a "tomarse en serio" la conciliación de la vida laboral y familiar, flexibilizar horarios empresas y hacer políticas económicas de verdad, así como ocuparse de la innovación. Rajoy indicó a los estudiantes también que el futuro precisa del inglés y estar al día de las nuevas tecnologías y comunicaciones, porque si no te quedas "aislado del mundo".

Otro punto que destacó es la seguridad ciudadana, calificada por él como "la mayor obligación del Estado". "Se gobierna para personas, no para territorios ni hectáreas", indicó antes de asegurar que será una prioridad de su Gobierno. Respecto a Asturias, garantizó que se contará con AVE y que se llevarán a cabo inversiones en las cuencas mineras.