Sábado, 16 de Febrero de 2008

Bush aboga por un salida negociada a la crisis de Kenia

EFE ·16/02/2008 - 11:02h

EFE - El presidente de los Estados Unidos, George Bush, en una imagen del pasado martes.

El presidente estadounidense, George W. Bush, que abandonó Cotonú con destino a Dar Es Salam (Tanzania), tras una breve escala en la capital económica de Benín, hizo un llamamiento a una salida negociada a la crisis en Kenia.

El gobernante estadounidense se entrevistó con su colega beninés Yayi Boni, en su primera etapa de una gira por cinco países africanos.

Bush llegó a primera hora de hoy al aeropuerto internacional de Cotonú, a bordo del avión presidencial "Air Force One", acompañado por su esposa Laura y la secretaria de Estado, Condoleezza Rice.

Poco antes de salir, Bush reiteró ante los medios de comunicación la preocupación de su país por la situación en Kenia y la necesidad de lograr una salida a la crisis en este país.

Bush abogó por una gestión repartida del poder en Nairobi para acabar con la violencia y recordó el anunciado viaje de Rice a Nairobi para entregar a los dirigentes de ese país un mensaje en este sentido.

También se mostró partidario del despliegue de "una fuerza robusta" de la ONU en la región sudanesa del Darfur para poner fin al conflicto.

El presidente beninés, Yayi Boni, entregó a Bush la medalla de la "Dignidad de la Gran Cruz", la máxima distinción del país como recompensa de "los esfuerzos desplegados por el Gobierno norteamericano por el desarrollo económico y social de Benín

Boni agradeció a Bush el papel que ha desempeñado personalmente durante sus dos mandatos para hacer posible la erradicación de las grandes plagas que afectan a los países africanos, en alusión al paludismo y al sida.

Con este viaje, Bush pretende reiterar el compromiso de Estados Unidos en el desarrollo del continente negro, como antídoto frente a "las ideologías del radicalismo" y en apoyo al proyecto de su país de establecer un mando militar en África para coordinar sus acciones en ese continente.