Sábado, 16 de Febrero de 2008

Alemania proyecta abandonar la "Operación duradera" de EEUU en Afganistán

EFE ·16/02/2008 - 13:13h

EFE - Soldados alemanes de la Fuerza de Asistencia y Seguridad Internacional liderada por la OTAN en Kabul.

El Gobierno alemán proyecta abandonar la "Operación duradera" que tropas estadounidenses llevan a cabo en el sur de Afganistán para luchar contra Al Qaeda.

El semanario "Der Spiegel" revela en su edición de mañana que Berlín ha transmitido ya a Washington su intención de retirar de dicha operación el centenar de soldados del llamado comando de fuerzas especiales (KSK) que, a partir de un mandato parlamentario, podían actuar en el sur y el este de Afganistán.

El Gobierno alemán rechazó además recientemente la solicitud de Estados Unidos de aportar nuevas fuerzas de combate para participar en la "Operación duradera" y no tiene intención de incrementar la cifra límite de 3.500 soldados destinados en Afganistán que establece el mandato aprobado por el "Bundestag".

Actualmente Alemania tiene destinados en Afganistán 3.310 hombres, pero este verano debe enviar 200 soldados al norte del país para reemplazar un contingente militar noruego de fuerzas de combate que retorna a su país.

Asimismo, el ministro germano de Defensa proyecta reforzar la base que dirige en la localidad de Kunduz con otros 200 especialistas que deberán manejar nuevos aparatos de radar y detectores electrónicos de minas-trampa.

Para no rebasar el límite de 3.500 soldados establecido por el parlamento, el Gobierno germano estudia la posibilidad de que miembros del Servicio de Ayuda Técnica (THW) de protección civil asuman funciones que actualmente ejercen militares, como el de un cuerpo de bomberos y las de ingenieros y otros técnicos.

Por otro lado, el ex secretario de Estado estadounidense Henry Kissinger ha criticado duramente la postura alemana en el conflicto de Afganistán y exigido que el ejército germano se implique en misiones de combate contra los talibán.

"A largo plazo no podemos tener dos tipos de miembros de la OTAN. Los unos están dispuestos a combatir y los otros usan la Alianza a la carta", señala Kissinger en declaraciones al mismo semanario.