Sábado, 16 de Febrero de 2008

Los kosovares adelantan la fiesta de su independencia

El primer ministro, Hashim Thaci, ha confirmado que hoy se hará efectiva la separación de Serbia de manera unilateral. El Parlamento kosovar aprobó antes de ayer una ley que permite la independencia

GUILLEM SANS MORA ·16/02/2008 - 11:15h


Pristina ya lleva un buen rato celebrando la fiesta de la independencia. A partir de media tarde de ayer, el centro de la capital kosovar quedó prácticamente colapsado por la multitud de coches que desfilaban con banderas albanesas y alguna estadounidense, en agradecimiento al principal país que avala la secesión de Serbia. La intensidad de los bocinazos y gritos de júbilo de los peatones crecía minuto a minuto en una tarde helada, con temperaturas bajo cero.

Los albaneses esperan el gran acontecimiento esta tarde. Todo el mundo da por hecho que se producirá, por fin, la esperada declaración de independencia, aunque los líderes kosovares persistieron en el silencio oficial sobre la fecha.

Pero la prensa local revelaba ayer el supuesto plan de las autoridades kosovares: el Parlamento celebrará entre las 15 y las 18 horas una sesión extraordinaria para proclamar la independencia. Allí se elegirá la futura bandera kosovar entre tres diseños que un jurado de políticos, artistas y representantes de la sociedad seleccionaron de entre más de 2.000 propuestas. Una hora más tarde, la Orquesta Filarmónica de Kosovo interpretará en un pabellón deportivo el Himno a la alegría de la última sinfonía de Beethoven, el himno de la Unión Europea.

Rock y fuegos artificiales

Luego comenzará un concierto de rock en el bulevar de la Madre Teresa. El presidente kosovar, Fatmir Sejdiu, y el primer ministro, Hashim Thaçi, se dirigirán a los ciudadanos a las 23 horas. Después habrá fuegos artificiales en tres puntos de la ciudad. Son legión los que se han desplazado ya a Pristina para la ocasión, pero Nazrije Sharku, que estaba ayer en la capital para visitar a unos amigos, prefirió regresar a su ciudad, Rahovec, porque cree que a partir de mañana será imposible encontrar unautobús de regreso. Esta joven albanesa organiza desde hace siete años estancias de verano para niños y adolescentes kosovares en Huelva y Cádiz, y ayer compartía el júbilo de sus conciudadanos. "Hasta hace una semana, no me lo creía. Incluso ahora, cuando veo todos esos coches con las banderas, sigue pareciendo un sueño", explica en un castellano perfecto.

Gasto millonario 

El Gobierno kosovar se ha gastado un millón de euros en los festejos, a los que acudirán miles de albaneses de los países vecinos. La carretera que viene de Macedonia, país con medio millón de albaneses, amaneció ayer flanqueada por multitud de banderas albanesas a la altura de Kacanik.
Thaçi ha apelado a los ciudadanos a dar ejemplo con una celebración marcada por "el orden, la calma y la comprensión". El himno de Beethoven es un guiño a Europa que pretende dejar claro que los dos millones de albanokosovares no entieden su independencia como una victoria sobre los 130.000 serbios de Kosovo.

Thaçi no se cansa de subrayar lo importante que es para él la protección de las minorías de Kosovo, especialmente la serbia.

Pero Belgrado sigue rechazando categóricamente la secesión de su provincia más meridional. La agencia de noticias Beta informó ayer de que siete ministros y varios secretarios de Estado viajarán hoy a distintos puntos de Kosovo. Les acompañará el viceprimer ministro, Bozidar Delic. El ministro serbio para Kosovo, Slobodan Samardzic, ha convocado una rueda de prensa a primera hora de esta tarde en la parte serbia de la ciudad de Mitrovica, símbolo de la división de las dos principales etnias de la provincia.Pero todo esto es alta política para la población albanokosovar, que no duda de que hoy va a tener su fiesta.

Europa ya se hace cargo del futuro de la provincia

 
La misión de la UE. 2.000 efectivos. La Unión Europea puso en marcha ayer su misión civil en Kosovo, con la que enviará a cerca de 2.000 policías, jueces, fiscales y agentes aduanero para contribuir a un futuro estable. La Eulex Kosovo, que sustituirá tras un periodo de transición de 120 días a la misión de la ONU, es la operación civil más importante de las emprendidas hasta ahora por la UE.

 La reacción serbia. Una “vergüenza”. El Gobierno serbio calificó de “vergonzosa” la decisión de ayer de la UE para enviar la misión a Kosovo. Por esa razón, “Serbia, en un futuro próximo, tendrá que reconsiderar sus relaciones con la UE y con los países miembros que eventualmente reconozcan la independencia de Kosovo”, declaró el ministro serbio para Kosovo, Slobodan Samardzic.

La reacción rusa. La misión es “ilegal”. El Gobierno ruso, el gran aliado de Serbia en defender la unidad del país, tildó ayer de “ilegal” el envío de personal de la UE. “Cualquier cambio del carácter, composición o planes operativos de la presencia civil en Kosovo exige una nueva decisión del Consejo de Seguridad” de la ONU, dijo Mijaíl Kaminin, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores.

 

 

 

 

Noticias Relacionadas