Sábado, 16 de Febrero de 2008

Los secundarios de lujo se comen al jefe

JAVIER SALAS ·16/02/2008 - 09:51h

Colaboradora del El Gran Wyoming en el informativo de humor 'El intermedio'.

“Sí, Noche Hache no está mal, pero lo único que veo es lo que hace Quequé”. Cada vez es más habitual escuchar reflexiones como esta referidas a programas de la televisión española. Al espectador le gustan Caiga Quien Caiga, Buenafuente o El Hormiguero, pero disfruta realmente cuando llega el momento en que hacen su aparición Juanra, Berto o Trancas y Barrancas.

Son los secundarios de lujo, la guinda del pastel, aquellos cuyo talento les empuja a ganar protagonismo en sus espacios hasta fagocitar todo el programa. Es lo que pasó, por ejemplo, cuando Javier Sardá dio a conocer a Boris Izaguirre en Crónicas Marcianas, que su sección no dejaba de crecer semana tras semana. Un fenómeno muy habitual en

EEUU, donde los colaboradores más válidos se hacen con programa propio en la siguiente temporada.

A Buenafuente le daban dos

Es el caso de El Follonero, una de las piezas clave del show de Buenafuente desde sus comienzos. Jordi Évole contará con dos programas especiales propios que, bajo el nombre de Salvados por la campaña, dará un buen repaso al periodo electoral desde su perspectiva. Gran suerte la de Andreu, que en su programa cuenta con dos guindas. Berto Romero, otra de las revelaciones de la temporada, llegó a ponerse al frente del show en ausencia de Buenafuente, y por iniciativa del propio presentador. “Te deja crecer, y eso te hace sentir muy cómodo”, dice Berto, quien, a pesar de reconocer que le gustaría tener show propio, asegura estar “más que cómodo” en su actual papel.

Pablo Motos también tiene dos: Trancas y Barrancas. Damián Mollá y Juan Ibáñez pasan una hora diaria debajo de la mesa de Motos, soplándole sus textos a las hormigas. También hacen un hilarante repaso al quiosco. “No veo el programa sin ellos”, asegura el presentador. Eva Hache cuenta con muchos colaboradores paseándose por la mesa de su late-show, entre los que destaca Quequé como azote de los medios. Como Berto, tampoco niega que le gustaría estar al mando: “Soy como Espe, no te digo ni que sí ni que no”, sentencia divertido.

El Gran Wyoming tampoco está mal acompañado: Beatriz Montañez, Thais Villa, Yolanda Ramos, Usun Soon y Cristina Peña le dan la réplica a diario en El Intermedio. El grupo, heterogéneo, complementa a la perfección cada una de las aristas del presentador. “Ojalá les infundiera algún respeto”, dice Wyoming. Quizá por esto, sus papeles se desarrollan con mayor espontaneidad complementándose a la perfección. Otra bendición más para los amantes de los secundarios que se comen al jefe.