Sábado, 16 de Febrero de 2008

El Barcelona se alía con un penalti dudoso para poner emoción a la Liga

Derrotó por 1-2 a un Zaragoza que fue mejor con un penalti tan innecesario como discutido de Juanfran y se acerca a cinco puntos del Real Madrid

AGENCIAS ·16/02/2008 - 08:56h

EFE - Los jugadores del F. C. Barcelona (i-d), Giovani, Deco, Henry y Xavi, celebran el primer gol del equipo blaugrana.

El FC Barcelona no dejó pasar la derrota del Real Madrid en el Ruiz de Lopera y apretó la Liga con su victoria en La Romareda ante el Zaragoza, un rival que fue mejor que los azulgranas, pero que perdió por culpa de una acción absurda e innecesaria de Juanfran en el tramo final del choque.

El lateral alargó su brazo para controlar un balón en su área sin jugadores que le inquietasen y González Vázquez vio ayuda del zaragocista de su extremidad para controlar el esférico, decretando un penalti, muy protestado por los locales y transformado por Ronaldinho a falta de siete minutos en tres puntos vitales.

Hasta entonces, el equipo de Javier Irureta había sido mejor y había gozado de las mejores ocasiones frente a un Barça, que ofreció un partido más esa imagen gris como visitante, sin la velocidad e inspiración de antaño en los metros finales, pero que se marchó de Zaragoza a cinco puntos de la cabeza y con la moral nuevamente renovada.

Frank Rijkaard volvió a dejar fuera a Ronaldinho, y, más sorprenente aún, apostó por hacer lo mismo con Iniesta, uno de sus jugadores más fiables, y dar minutos a Edmílson junto a Xavi y Deco, mientras que el 'tridente' arriba lo formaban Henry, Messi y Giovani.

La jugada no le salió bien al holandés. Ante un Zaragoza bien pertrechado atrás y buscando con velocidad el contragolpe a través de Sergio García, Diego Milito y Oliveira, el conjunto azulgrana no supo manejar el partido, y cuando lo hizo, le faltó la frescura y definición de los metros finales, nuevamente bien controlado Messi, demasiado intermitente.

Por ello, la sensación de peligro y las mejores ocasiones fueron locales. Sergio García y Oliveira llevaron la inquietud a la portería de Valdés, mientras que en una de las escasas conexiones visitantes, César estuvo veloz ante Giovani para evitar el 0-1, algo que no pudo repetir el cacereño, batido poco después por Henry, que recepcionó y terminó con clase un pase letal de Deco.

Con poco fútbol, el Barça tomó la delantera en el marcador y la acertó a mantener hasta el descanso, amparado en el inicio de la mala noche del mayor de los Milito, Diego. El delantero argentino perdonó el empate al filo del descanso al errar un penalti de Márquez a Oliveira.

El Zaragoza, con bríos renovados

El Zaragoza salió con bríos renovados tras el descanso. Presionó mejor y su velocidad volvió a desbordar la colocación del Barcelona. Diego Milito volvió a perdonar ante un ágil Valdés, pero en la siguiente, Oliveira selló con un gran disparo cruzado la igualada.

Luccin, Gabi, Sergio García y Zapater tenían el control del partido y los locales seguían acosando la portería catalana. Rijkaard recurrió a Touré Yayá para frenar la ofensiva zaragocista y poco después, para el tramo final, buscó en Ronaldinho y en Bojan por la inspiración en ataque, ausente prácticamente todo el choque, dada la 'desaparición' de Messi, Giovani y Henry.

Al final, Juanfran realizó un gesto equivocado por su poca necesidad y el FC Barcelona se encontró con la victoria pese a las protestas de los de Javier Irureta, que agotados, no pudieron responder al tanto de Ronaldinho, que incluso tuvo tiempo para perdonar un resultado más abultado.