Sábado, 16 de Febrero de 2008

Dos cabezazos condenan al Real Madrid en el Ruiz de Lopera

El conjunto de Schuster cosecha su segunda derrota seguida fuera del Bernabéu (2-1). El Sevilla se lleva la victoria de Montjuic (2-4)

EFE ·16/02/2008 - 09:03h

AFP - El bético Edu lucha un balón con Marcelo, del Real Madrid.

El Real Betis se encargó de borrar en cuatro minutos todos los elogios que ha recibido el Real Madrid durante esta última semana, y lo hizo gracias a dos goles idénticos, que sirvieron para derrotar a los de Schuster (2-1), muy pobres en labores defensvas, en un partido que abrió la jornada del sábado donde, por otro lado, el Sevilla arrancó los tres puntos en su visita a Montjuïc (2-4).

En el Ruiz de Lopera, el Real Madrid perdió el norte, igual que le ocurrió ante el Almería. Los blancos dan una de cal y una de arena, y fueron incapaces de hacer daño a un Betis muy inteligente, que se hizo fuerte en la segunda mitad donde guardó el resultado cosechado por los errores madridistas al descanso, el mismo que al final del partido.

Chaparro juntó la línea de la zona ancha con la defensa y sólo Van Nistelrooy, que salió en sustitución de Drenthe, estrelló el balón en el palo en la que fue la única ocasión del Real Madrid en la segunda mitad. Antes, Casillas había salvado el tercero y los apuros atrás fueron la nota predominante cuando el Betis, y en concreto Edú, tenía el esférico en sus pies.

Y es que el Real Madrid volvió a mostrarse débil lejos del calor de su público y ofreció una pobre imagen en defensa a pesar de poner de manifiesto su superioridad al minuto 5 cuando Robben se internó por la banda derecha aprovechando un pase de Guti. El holandés se la cedió a Baptista, pero la 'Bestia' erró y Drenthe logró el primero en el rechace. Efectividad máxima, que fue buen reflejo de los minutos que llegaron a continuación.

Sin embargo, el poderío de Robben y Drenthe, por una y otra banda, se vino abajo por la fragilidad defensiva de los merengues, que metieron en el partido a un Betis inerme. Dos clarísimos fallos de Marcelo en en el marcaje permitieron dar la vuelta al choque a los verdiblancos con sendos tantos calcados de cabeza.

El del empate fue obra de Edu (octavo gol en Liga), a pase de Pavone, y el que volteó el tanteador lo convirtió Mark González a centro del brasileño, otra vez protagonista. Los andaluces devolveron a la realidad al conjunto blanco, que replanteó dudas del pasado, y que sigue dando oportunidades a sus rivales por la Liga, en un campeonato, todavía, muy abierto.

El Sevilla agranda la crisis 'periquita'

Además, en el otro encuentro del sábado por la tarde, el Sevilla sacó una valiosa victoria ante el Espanyol en el estadio Olímpico de Montjuïc (2-4), en un partido loco, que sirvió para hurgar en la herida del conjunto catalán y para que los de Nervión se coloquen sextos, en puestos de UEFA, a falta de la celebración de los partidos de mañana.

El 'Pichichi' Luis Fabiano, Kanouté, Poulsen y Capel hicieron los goles sevillistas, y Luis García y Coro los de Espanyol, aunque sólo sirvieron para recortar distancias y nunca para lograr empatar el encuentro y poder poner punto y final a la racha negativa que asola a los de Ernesto Valverde, que han ganado uno de sus últimos ocho encuentros, entre Liga y Copa del Rey.

Y es que el partido se pudo definir como trepidante y marcado por el acierto. El Espanyol no pudo levantar los dos goles encajados en los primeros once minutos. Luis Fabiano y Kanouté encarrilaron el triunfo, aunque los 'periquitos' hicieron todo lo posible para evitarlo.

Luis García recortó distancias antes de los primeros 45 minutos y el Espanyol estuvo cerca del empate al inicio de la segunda parte, pero la expulsión de Zabaleta rebajó las opciones de cambiar el decorado. Llegó así el carrusel de goles. Marcó Poulsen, respondió Coro y resolvió Capel.

El Sevilla comenzó ya a recuperar puestos más acordes a lo que venía acostumbrando en el último año, y con este triunfo ya son cuatro los encuentros sin conocer la derrota (tres victorias y un empate ante el Barcelona). Así, los de Jiménez han notado positivamente la vuelta de sus jugadores africanos para comenzar su recuperación, su escalada en la tabla.