Viernes, 15 de Febrero de 2008

Zapatero dice que la economía española es sólida y que España es un país próspero

EFE ·15/02/2008 - 22:33h

EFE - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo hoy que España es el estado de la UE que mejor ha crecido estos años y que más ha ahorrado, lo que permite tener un país próspero y una economía sólida, preparado para apoyar a quienes tengan dificultades ante posibles incertidumbres económicas.

En un mitin de precampaña en el Pabellón Pitiu Rochel de Alicante, ante más de 5.500 personas, según la organización, Rodríguez Zapatero dedicó buena parte de su intervención a la economía.

En su discurso sostuvo que todas las subvenciones y los compromisos sociales que quiere aplicar si revalida su victoria electoral, se podrán llevar a cabo porque, según argumentó, España cuenta con una economía "sólida", ha ahorrado, ha reducido su deuda y hay tres millones de personas más trabajando.

"Por eso lo podemos comprometer", insistió, antes de hacer hincapié en que los españoles pueden tener tranquilidad y confianza porque hay "recursos, fortaleza, y ganas de país y trabajar por la gente que más lo necesita".

En cuatro años, añadió, el Gobierno socialista "ha dado pasos sólidos, firmes en lo económico y en lo social", para acercar a España a los países que mejor tienen su Estado del bienestar, y garantizó que si vuelve a gobernar habrá "otro gran avance".

"Comprometo que no habrá ni recortes ni disminución de apoyos, sino más políticas sociales, más derechos, más avances y más investigación", sintetizó.

Si gobierna de nuevo, ofreció una política de convivencia y de honestidad, que no enfrenta, que no mete miedo, que no anuncia catástrofes, ni insulta, ni descalifica, sino que genera confianza en el país y en la gente, y serenidad en un futuro "cierto y próspero".

Al mismo tiempo, arremetió contra la política económica del Partido Popular (PP) cuando estuvo en el Gobierno con la que ha aplicado su Ejecutivo en estos últimos cuatro años.

De esta forma, adujo que, cuando subió el paro en el 2002, el PP lo que hizo fue "congelar y recortar" y hacer un "decretazo" para facilitar el despido libre y el recorte de derechos.

Sin embargo, ahora que ha vuelto a subir el desempleo, él propone rebajar el IRPF en 400 euros, hacer un plan especial para aquellos que pierdan empleo y subir las pensiones y el salario mínimo interprofesional.

En definitiva, resumió, se trata de la política "progresista" del PSOE frente a la política "reaccionaria y conservadora" del PP, porque "la derecha en España cuando las cosas van bien no reparte beneficios" -apuntó-, pero cuando hay dificultades sí reparte y lo hace siempre a los mismos: a los trabajadores, los pensionistas, los que no tienen un sueldo.

Por ello, confió en que los ciudadanos tengan "muy presente que lo que van a votar el día 9 son dos modelos de entender la sociedad, los valores, los principios, y los derechos de todos o sólo de unos pocos".

"Hacer gasto social no es despilfarrar recursos económicos; gastar dinero socialmente es producir riqueza, riqueza con más igualdad, con más prosperidad y con más justicia", aseveró.