Viernes, 15 de Febrero de 2008

Siria denunciará a EEUU por suministrar armas a Israel

Siria denunciará a Estados Unidos por suministrar las armas que Israel utilizó en la guerra de 2006 para matar y herir a ciudadanos sirios que residían en Líbano.

E.G.G., corresponsal ·15/02/2008 - 22:32h
Siria denunciará a Estados Unidos ante los tribunales internacionales por suministrar las armas que Israel utilizó en la guerra de 2006 para matar y herir a ciudadanos sirios que residían en Líbano.

Así lo anunció el ministro de Exteriores sirio, Walid Muallim, en una rueda de prensa que celebró con su homólogo iraní, Manouchehr Mottaki.

"Esta vez vamos a castigar a Estados Unidos", advirtió Muallim. "Hay una gran cantidad de sirios que se convirtieron en víctimas durante la guerra de Israel contra Líbano, y que van a iniciar pleitos".

En los bombardeos israelíes sobre Líbano murieron centenares de civiles y miles resultaron heridos. Israel también destruyó gran parte de las infraestructuras civiles del país.

El anuncio de Muallim llega días después de que el presidente George W. Bush firmara una orden que amplía las sanciones contra Siria aprobadas en 2004. Dichas medidas prohibían los vuelos directos entre los dos países, las exportaciones -excepto de alimentos y medicinas-, y autorizaban la congelación de cuentas bancarias de sirios "implicados en terrorismo, armas de destrucción masiva, la ocupación de Líbano o terrorismo en Irak".

La nueva orden extiende sus sanciones contra altos funcionarios del Gobierno sirio y sus asociados responsables de corrupción pública o de haberse beneficiado, aunque no especifica nombres.

Muallim dijo que Irán y Siria han creado un equipo que investiga quién se encuentra detrás del asesinato el martes del líder militar de Hizbolá, Imad Mugniyeh. El considerado número dos de la organización murió el martes en un atentado en Damasco.

"Como Estado, vamos a probar de manera irrefutable quién está implicado en este crimen", concluyó Muallim.

La Policía siria ha detenido en Damasco a varios sospechosos, la mayoría de ellos palestinos residentes en Siria, según fuentes libanesas.

Hizbolá ya ha nombrado al sucesor de Mugniyeh. La organización no ha revelado su nombre, por motivos de seguridad.