Lunes, 8 de Octubre de 2007

Desmantelan 3 laboratorios de producción de cocaína que ocultaban en caramelos

EFE ·08/10/2007 - 16:35h

EFE - El director general de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, Joan Mesquida, atiende a los medios de comunicación. EFE

Agentes de la Brigada Central de Estupefacientes han desmantelado en los últimos días tres laboratorios clandestinos de recuperación y producción de cocaína, droga que ocultaban en caramelos de palo y en tapicerías de sofás, en una operación en la que han sido detenidas trece personas.

Así lo aseguró hoy el director general de la Policía y de la Guardia Civil, Joan Mesquida, quien informó de que los laboratorios se encontraban en las localidades madrileñas de Parla y El Molar, y en la de Seseña, en la provincia de Toledo.

En la operación se han incautado hasta el momento 35 kilos de cocaína y tres toneladas de productos químicos para el tratamiento de la droga, que ocultaban en tapicerías de sofás y sillas, y en caramelos de palo de una conocida marca colombiana.

Los detenidos enviaban la droga desde Colombia y la introducían en España a través de contenedores que llegaban en barcos a la zona de Levante, fundamentalmente, al puerto de Valencia.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de mayo después de que los agentes constataran que un grupo de personas de nacionalidad colombiana estaban interesadas en adquirir grandes cantidades de productos y de sustancias químicas.

En una primera fase de la investigación, los agentes localizaron un laboratorio en Seseña (Toledo), en el que encontraron gran cantidad de mobiliario, principalmente sofás y sillas de diversos tipos, en cuyas fibras interiores había sido impregnada la cocaína.

Se estima que, hasta el momento, se habían obtenido más de 15 kilos de cocaína ya elaborada, cantidad a la que habría que sumar la que falta por extraer de los soportes en los que estaba camuflada.

También se intervinieron unos 500 litros de productos químicos, recipientes vacíos que habían contenido una cantidad de esos líquidos, jarras con escala, papel filtro, básculas, probetas, embudos, extractores de humos, un hornillo eléctrico y ventiladores.

En otro laboratorio desmantelado en Parla se aprehendieron 5 kilos de cocaína, así como diversos recipientes para la recuperación y producción de este estupefaciente.

En una segunda fase de la operación, los agentes localizaron un tercer laboratorio que la organización había instalado en un chalet de la localidad madrileña de El Molar.

En el registro se intervinieron aproximadamente cuatro kilos de cocaína ya elaborada, presentada en forma de "ladrillos", y diez de la materia prima que contenía la droga mezclada con caramelo y triturada para iniciar los procesos de extracción.

Además se incautaron máquinas trituradoras, microondas y otros dispositivos para el secado, material de embalaje y gran cantidad de recipientes de diferentes tamaños, así como 2.000 litros de productos químicos y otros 300 de sólidos.

En este laboratorio se producían cinco kilos de cocaína diarios, unos 150 al mes.