Viernes, 15 de Febrero de 2008

La sobrecarga de roles perjudica a la mujer

PÚBLICO.ES ·15/02/2008 - 21:59h

Ser ama de casa, cuidadora de personas dependientes y además trabajadora remunerada supone una sobrecarga de funciones que tiene efectos perjudiciales en la salud de la mujeres. Así lo dice el segundo Informe Salud y Género 2006, elaborado por el Observatorio de Salud de la Mujer, dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo.

Mientras que en los hombres los roles apenas han variado con el tiempo, asegura el informe, en el caso de las mujeres no ha sido así porque su incorporación al mundo laboral no ha supuesto un alivio de las tareas domésticas: casi el 100% de las mujeres de 45 a 65 años (franja de dad en la que se ha centrado estudio) dedica seis horas a las tareas del hogar frente al 71% de los hombres. Y estos no les dedican más de dos horas y media por jornada.

El informe también ha detectado que los factores socioeconómicos influyen en la salud de las personas. El 74,2% de aquellas entre los 45 y los 65 años tiene un nivel educativo igual o menor al bachiller elemental. El estudio también asegura que este grupo es el más vulnerables a las enfermedades, ya que a la sobrecarga de trabajo se suma el desempeñar empleos repetitivos y de escaso reconocimiento social.

Más problemas públicos

Las tasas de mortalidad en este segmento de vida son más elevadas entre los hombres, pero las mujeres tienen peor salud. El orden de las quejas crónicas se presenta de manera similar en ambos sexos, aunque la frecuencia en las mujeres es prácticamente del doble al triple en todas las categorías principales (artrosis, mala circulación o migraña, entre otros).
Los síntomas somáticos sin causa órganica y de estados depresivos y de ansiedad también doblan la frecuencia de los hombres: alrededor del 80% de los pacientes que tienen estos cuadros es mujer.