Viernes, 15 de Febrero de 2008

Más números que nunca

Los guardias civiles califican de "código de barras" la nueva placa identificativa

Ó. L. F. ·15/02/2008 - 20:36h

Joan Mesquida pasa revista a los últimos guardias civiles salidos de la Academia de Valdemoro. EFE

Joan Mesquida vuelve a soliviantar a los guardias civiles. La nueva placa identificativa que el director general ha elegido para que los agentes la porten en sus uniformes y puedan ser identificados por los ciudadanos ha provocado las iras de las asociaciones profesionales del Instituto armado, que ayer se apresuraban a calificarla de "cutre pedazo de plástico" y de "código de barras" al incluir únicamente el numero identificativo, pero no el emblema del Cuerpo como, destacan, hacen otras policías.

La nueva "placa insignia" ya ha sido distribuida a los cerca de 3.000 nuevos guardias civiles que han salido en los últimos días de las academias de Baeza y Valdemoro, según confirmaron fuentes de la propia Dirección General, y en breve se facilitará a los cerca de 70.000 agentes en activo siguiendo una instrucción del secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho.

Una circular interna de la Guardia Civil fechada el pasado 12 de febrero da detalles del polémico modelo elegido por el propio Mesquida, según se encarga de recalcar el documento oficial.El texto, al que ha tenido acceso Público, asegura que "se trata de una chapa de plástico, de color negro, con forma rectangular y bordes biselados, con unas dimensiones de 40x13 milímetros, con el número grabado en blanco".

El documento aclara que dicho número identificativo -compuesto de una letra seguida de cinco cifras y una segunda letra- debe poder "ser leído sin dificultar a una distancia aproximada de un metro veinte centímetros".

Y especifica el lugar del uniforme donde será colocada : "Centrado dentro de la solapa del bolsillo superior derecho". E incluso detalla que se deberá adherir al uniforme con un imperdible, en el caso de "las prendas de tejido", o con un soporte magnético para "prendas técnicas impermeables y transpirables".

Como "conservas"

En un comunicado hecho público hoy, la AUGC, la asociación mayoritaria dentro de la Guardia Civil, asegura que el diseño, además de "poco serio y fácilmente falsificable", supone "un trato vejatorio hacia los guardias" y acusa a Mesquida de pretender que los agentes "vayan identificados como si fueran conservas de un hipermercado".

Otra asociación, la Unión de Oficiales, también terciaba en la polémica y destacaba que, "aunque a priori la cuestión pudiera parecer nimia y de escasa importancia, el problema que subyace es nuevamente el de la discriminación" frente al Cuerpo Nacional de Policía. Esta asociación recalca que "con esta chapa en el pecho, se podrá llamar a los miembros de la Benemérita eso que tanto nos molesta: números de la Guardia Civil en lugar de agentes".