Viernes, 15 de Febrero de 2008

Merkel, sobre la alfombra roja por Wajda y "Katyn"

EFE ·15/02/2008 - 19:33h

EFE - Las actrices norteamericanas Natalie Portman, (d), y Scarlett Johansson, posan para los medios a su llegada a la presentación de su película "The Other Boleyn Girl", (Las hermanas Bolena), en la LVIII edición del Festival Internacional de Cine de Berlín, Alemania.

La canciller alemana, Angela Merkel, desfiló hoy sobre la alfombra roja de la Berlinale para el pase de gala de "Katyn", del director polaco Andrzej Wajda, una película que conjuga valores fílmicos con relevancia histórica.

"Admiro el trabajo de Wajda y me alegro mucho de poder ver este film", dijo la jefa de gobierno, quien hizo su entrada en el Berlinale Palast con el director del festival, Dieter Kosslick.

La película es "señal de las excelentes relaciones bilaterales" entre la Alemania y la Polonia de hoy, indicó el ministro de Cultura, Bern Neumann.

"Katyn" revive un dramático capítulo de la historia polaca: la matanza de 22.000 oficiales e intelectuales polacos, en 1940, con el ejército hitleriano acosando por el oeste y el soviético desde el este.

El ejército soviético apresó a los oficiales polacos, los recluyó y finalmente los fue matando uno a uno, de un tiro en la cabeza.

La propaganda nazi utilizó las imágenes de los cráneos horadados por una bala como prueba de la barbarie soviética.

Tras el fin de la II Guerra Mundial, el nuevo poder dominante sobre Polonia, el soviético, manipuló las pruebas y testimonios de los supervivientes para hacer aparecer la matanza como obra de los nazis. Hasta la disolución de la Unión Soviética, Moscú no aportó las pruebas definitivas de su responsabilidad sobre lo ocurrido.

Wajda explica este capítulo histórico desde la perspectiva tanto de los que murieron, como su propio padre, como de quienes sobrevivieron y se vieron obligados a cooperar con los soviéticos en su labor manipuladora o sufrieron las consecuencias por no hacerlo.

También están ahí las historia de muchas mujeres, viudas, madres, hermanas y novias de esos oficiales, que luchan por la verdad o confían en que el suyo esté entre los supervivientes.

"Katyn", candidata a los Oscar como mejor film de habla no inglesa, ha sido vista en Polonia por más de tres millones de personas.

Su estreno en Rusia se demorará probablemente hasta pasadas las elecciones presidenciales de marzo, puesto que las autoridades actuales de Moscú siguen viendo con recelos su proyección.

El propio Wajda se mostraba hoy conforme con no mezclar el estreno con cuestiones de la agenda política actual, para evitar de nuevo toda instrumentalización.