Viernes, 15 de Febrero de 2008

Los partidos se concentran en captar el voto crucial de la provincia de Punjab

EFE ·15/02/2008 - 17:56h

EFE - El copresidente del Partido Popular de Pakistán (PPP) y viudo de la fallecida líder opositora Benazir Bhutto, Asif Ali Zardari (c), saluda a sus seguidores acompañado por la secretaria de información del PPP en el Punjab, Farzana Raja (i), durante un acto de campaña en Faisalabad, Pakistán.

Las principales fuerzas políticas paquistaníes se concentraron hoy en el electorado de la crucial provincia de Punjab, la más poblada del país, con mítines de sus líderes en varias localidades punjabis en la fase final de la campaña para las elecciones generales del día 18.

La gubernamental Liga Musulmana de Pakistán-Q (PML-Q) escogió como escenario Gujrat, donde se presentó la plana mayor del partido: su presidente, Shujaat Husein, y el jefe en la provincia de Punjab, Pervaiz Elahi.

Elahi ha sintetizado su mensaje de los últimos días en una idea: si llegan a coaligarse para formar Gobierno los dos grandes partidos opositores, el país volverá a sumirse en el "pillaje y la corrupción".

El principal grupo opositor, el Partido Popular de Pakistán (PPP), escogió para su mitin la localidad de Lala Musa, donde compareció antes miles de personas el viudo de Benazir Bhutto, Asif Zardari.

Junto al habitual mensaje a favor de los pobres, Zardari aprovechó la ocasión para pedir a los congregados que se empapen del mensaje de Bhutto leyendo su último libro, "Reconciliación", que salió al mercado esta semana.

El más atareado hoy fue el presidente de la opositora Liga Musulmana de Pakistán-N (PML-N), el ex primer ministro Nawaz Sharif, quien acudió a primera hora a un encuentro con electores en Haripur, en la Provincia de la Frontera del Noroeste, y siguió con otro en la localidad punjabi de Attock.

El voto de Punjab es fundamental para ganar las elecciones a la Asamblea Nacional, donde 183 de los 342 escaños representan a esta provincia.

Los líderes comparecen ante sus simpatizantes protegidos por impresionantes medidas de seguridad, muestra del clima de violencia que precede a la cita electoral, al que se suma el temor al fraude expresado sin cesar por los partidos de la oposición y descartado ayer rotundamente por el presidente, Pervez Musharraf, y hoy de nuevo por otras autoridades.

Los medios paquistaníes se hicieron hoy eco de una denuncia en el mismo sentido efectuada por la organización defensora de los derechos humanos Human Rights Watch, que ha difundido una grabación en la que el fiscal general paquistaní, Malik Qayyum, admite que habrá un fraude electoral "masivo".

En una conversación telefónica, Qayyum sugiere a un hombre que no sabe por qué partido presentarse como candidato que lo haga por la Liga gubernamental.

"Deja a Nawaz Sharif. Creo que no participará en los comicios. Si lo hace, tendrá problemas. Y si Benazir (Bhutto) lo hace, también tendrá problemas. Harán un fraude electoral masivo para que su gente gane", dijo Qayyum en una charla que data de noviembre pasado.

Esta conversación fue registrada cuando un periodista entrevistaba a Qayyum por teléfono y éste atendió a su confidente en otra línea mientras la grabación seguía en marcha.

En un comunicado difundido por la agencia estatal APP, el fiscal negó haber mantenido esa conversación y mantuvo que la grabación es "maliciosa, difamatoria y fabricada", y se reserva el derecho a demandar a los denunciantes.

La denuncia de HRW sirvió como prueba a la oposición, que ha amenazado con protestas si se llega a producir el fraude.

"Esta es la prueba de cómo se ha venido gestando el fraude durante todo este tiempo", dijo a EFE el portavoz del PPP, Farhatullah Babar, que exigió a Qayyum que detalle "cómo es el plan de fraude".

Babar agregó que si el Gobierno "roba" las elecciones al pueblo paquistaní, éste "no lo va a aceptar y va a protestar por ello".

Un portavoz de la PML-N recordó a EFE que su formación lleva varios meses insistiendo en que "va a haber un fraude electoral" y en que "se ha confeccionado un programa para ello".

"Ahora vienen los hechos", añadió el portavoz de la formación de Sharif, P. Rashid.