Viernes, 15 de Febrero de 2008

La bala que mató a Gabriele rebotó antes contra una valla

AGENCIAS ·15/02/2008 - 17:20h

El informe pericial ha confirmado que la bala que mató al joven seguidor del Lazio Gabriele Sandri el pasado mes de noviembre en una estación de servicio cercana a Arezzo (Norte de Italia) se desvió al tocar con una de las vallas metálicas que separa ambos lados de la autopista.

La noticia fue dada a conocer hoy por el abogado del policía que disparó la bala, Luigi Spaccarotella, sobre el que pesa la acusación de homicidio voluntario. El letrado, Francesco Molino, señaló que este informe constituye "un elemento importante para la defensa".

Los hechos tuvieron lugar el 11 de noviembre en una de las áreas de servicio de la autopista A1, tras una disputa entre aficionados de la Juventus y de la Lazio, entre quienes se encontraba Sandri, de 28 años. El altercado llamó la atención de la Policía, uno de cuyos agentes efectuó el disparo que heriría de muerte al joven.

El episodio desató la ira entre los seguidores no sólo de la Lazio sino también de numerosos equipos de fútbol italianos, quienes protagonizaron altercados y enfrentamientos con la Policía en diversas ciudades de todo el país.