Viernes, 15 de Febrero de 2008

Rajoy insiste en que el país ha perdido cuatro años por culpa de Zapatero

El presidente del PP ha repetido mecánicamente su discurso sobre el caos económico y nacional en la presentación de un libro de PujaltE

AGENCIAS ·15/02/2008 - 15:22h

Mariano Rajoy aseguró hoy que "la respuesta a la crisis económica no está en negar la realidad ni en maquillarla", como a su juicio, "se intenta hacer ahora con las cifras del paro", en referencia al hecho de que el Ministerio de Trabajo haya introducido un ajuste técnico en la medición del paro registrado que podría permitir atenuar un posible aumento del número de desempleados.

El presidente del PP hizo estas declaraciones durante la presentación del libro 'Apuesta por España', que han escrito tres dirigentes de su partido: José Manuel García-Margallo, Vicente Martínez-Pujalte y María Isabel Barreiro, una obra que, según dijo, es un ejercicio de "responsabilidad cívica" porque analiza la política social y económica con perspectiva de futuro", "sin demagogias, ocurrencias, ni golpes de efecto".

En su alocución, Rajoy afirmó que en este momento España afronta su futuro "con incertidumbre", sobre todo en el área económica, y situó el origen de los "problemas" en las políticas que ha llevado a cabo el Ejecutivo socialista. Recordó la frase de Charles De Gaulle ("toda mi vida he tenido una idea clara del país, me la inspiran el sentimiento como la razón") para asegurar que el Gobierno "no ha tenido una idea clara de su país estos cuatro años".


Las necesidades de Rajoy 

Así, el líder del PP acusó a Zapatero de haber "desatendido lo importante", dedicándose a "cambiar el modelo territorial, romper los acuerdos básicos de la Transición, reformar a su antojo la memoria histórica y meter a España en una negociación política con ETA" que, en su opinión, "ha dañado de manera muy seria la dignidad del Estado de Derecho".

"Lo más grave fue que centró las energías de nuestro país en esos asuntos y dejó que la economía siguiera su curso, viviendo de la inercia y de la herencia dejada por los ocho años de Gobierno de José María Aznar", indicó, tras lamentar que en esta legislatura el gabinete socialista no haya realizado "ninguna reforma" y se haya limitado a "sentarse a ver lo bien que van las cosas".

En este punto, Rajoy aseguró que hay que recordar al Gobierno que "la respuesta a la crisis económica no está en el viento ni en seguir mirando hacia atrás como la mujer de Lot" porque entonces, prosiguió, se corre el riesgo de "convertirte en estatua de sal".

"La respuesta a la crisis económica no está en negar la realidad económica de España ni en maquillarla como se intenta hacer ahora con las cifras del paro --enfatizó--. La respuesta a los momentos de incertidumbre económica que vive España está en mirar hacia el futuro, afrontar la realidad sin negarla ni maquillarla y centrar todas las energías en las necesidades reales de las personas".

El presidente del PP destacó que hoy se ha conocido el "peor dato de precios" desde 1995 --el IPC bajó seis décimas en enero aunque la tasa interanual se situó en el 4,3 por ciento-- y reiteró que el desempleo, la inmigración, la seguridad y la educación son las "verdaderas prioridades" de los ciudadanos. Por eso señaló que en la próxima legislatura estará de actualidad la frase de Ortega y Gasset: "Españoles, a las cosas".

Cita socialista

Según Rajoy, en este momento electoral hay que trasladar a los españoles que, igual que con José María Aznar se consiguió un progreso económico "de verdad", también se puede hacer tras el 9 de marzo.

"España no se puede permitir el lujo de vivir cuatro años más como hemos vivido, con un gobierno que no atiende lo cotidiano y las necesidades reales de la gente", indicó, para agregar que esto mismo sostenía un "socialista profundamente español" como Indalecio Prieto cuando afirmaba que "lo que no soporta un país es el desgaste de su poder público y de su propia vitalidad económica al mantener el desasosiego, la zozobra y la intranquilidad".

En este contexto, el presidente del Partido Popular dijo que en este momento hay que dar "seriedad y corduda a las cosas", preocupándose por la seguridad económica, la seguridad ciudadana y los problemas de la gente para llegar a fin de mes. "Lo demás son ejercicios retóricos, palabras huecas, temas que no interesan a nadie y problemas innecesarios", apostilló.

PP cómico

En su intervención, García-Margallo criticó que en materia económica la casa esté "sin barrer", algo que achacó como Rajoy a la "aventura territorial" o a la "negociación" con ETA que ha realizado el presidente del Gobierno.

Tras citar una frase de Groucho Marx ('La política es el arte de buscar los problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar remedios equivocados'), el dirigente del PP señaló que España necesita "un cambio de rumbo" y un líder con "sentido de la realidad", "conciencia histórica", "visión de futuro" y "capacidad de convocatoria a una aventura nacional".

Por su parte, el candidato del PP por Murcia Vicente Martínez Pujalte afirmó que en estos años el Ejecutivo socialista "ha equivocado la agenda". "Hemos perdido cuatro años muy valiosos", concluyó.